Los centros de votación para las primarias presidenciales en Chile cerraron esta tarde a las 18 (las 19 en la Argentina), tras haber funcionado bajo estrictas medidas y protocolos sanitarios por la pandemia de coronavirus.

Participaron las coaliciones oficialista Chile Vamos y opositora Apruebo Dignidad, y no estuvieron presentes los partidos de centroizquierda de la ex-Concertación, por no llegar a un acuerdo con el segundo bloque, que aglutina el Partido Comunista y el Frente Amplio.

El padrón habilitado para votar ascendía a casi 15 millones de ciudadanos, pero como en ocasiones anteriores, los colegios no tuvieron gran asistencia de votantes.

Los votantes debían asistir con su cédula de identidad, barbijo, alcohol gel y una lapicera azul para marcar el voto, además de evitar aglomeraciones, ya que el ahora máximo por fila en cada mesa era de sólo 10 personas.

Solamente se vieron filas afuera de los centros de votación en la tarde, que se explica por los aforos al interior de los colegios y porque se fusionaron muchas mesas, previendo la baja participación ciudadana.

Las autoridades preveían que los resultados estarán antes de las 21 (las 22 horas en la Argentina), pero dada la baja participación, posiblemente se conozcan incluso antes.

En esta jornada hubo solo dos primarias inscriptas, ya que este paso previo no es obligatorio para los partidos políticos: la de la coalición oficialista Chile Vamos y la opositora de izquierda Apruebo Dignidad.

Chile Vamos tiene cuatro candidatos en disputa: Joaquín Lavín (UDI), Sebastián Sichel (independiente), Ignacio Briones (Evopoli) y Mario Desbordes (Renovación Nacional).

En el pacto Apruebo Dignidad, en cambio, competirán dos candidatos: Daniel Jadue, alcalde del Partido Comunista (PC) de la comuna capitalina de Recoleta, y Gabriel Boric, diputado militante de Convergencia Social (CS), partido miembro del Frente Amplio. (Télam)