La Central Obrera de Bolivia (COB) se declaró hoy en emergencia por las protestas en el departamento de Santa Cruz en defensa del detenido gobernador y líder opositor Luis Fernando Camacho y rechazó cualquier intento de desestabilización o golpe de Estado.

"Nos hemos declarado en estado de emergencia. Nos hemos organizado y las organizaciones sociales, de manera unánime, están convocando a sus bases para defender y respaldar al Gobierno democrático (de Luis Arce) y proteger la estabilidad económica", afirmó el secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Guarachi.

El máximo representante de los obreros aseguró que las organizaciones sociales rechazan las acciones violentas de los seguidores del gobernador de Santa Cruz e intentos de desestabilización del Gobierno de Arce.

Ante las movilizaciones anunciadas por los cívicos de Santa Cruz y otras regiones del país para mañana para exigir la liberación de Camacho, la COB también anunció marchas en defensa de la democracia, según el diario Página Siete.

La COB es aliada del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS), que llevó a la Presidencia a Luis Arce, y aglutina a los principales sindicatos de trabajadores del país.

Santa Cruz registra constantes movilizaciones desde el 28 de diciembre de 2022, cuando el gobernador Camacho fue arrestado por su relación con el caso “golpe de Estado I”, por hechos de 2019.

Camacho, que ese año era presidente del Comité pro Santa Cruz, una organización cívica que defiende intereses de la región, lideró movilizaciones e instó a la rebelión policial para pedir la renuncia del entonces presidente Evo Morales.

Santa Cruz sigue hoy con bloqueos, vigilias y marchas de protesta que se extenderán durante los siguientes días, según anuncios de cívicos y algunos gobernadores, en los nueve departamentos del país.

Para mañana está llamado el Día de Protesta Nacional, y se esperan manifestaciones en varias ciudades. (Télam)