El sindicalista de izquierda Pedro Castillo y la populista de derecha Keiko Fujimori reiteraron hoy su predisposición al diálogo con las demás fuerzas políticas con vista al balotaje por la Presidencia de Perú, que los enfrentará en junio próximo, tras imponerse el domingo pasado en la primera vuelta.

“Sentémonos a conversar, hablemos de propuestas, de lo que el pueblo necesita”, afirmó Castillo, ganador de la primera vuelta con 19,10% de los votos válidos cuando se había completado esta tarde 96,18% del escrutinio, según la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

“Perú necesita un cambio estructural para que se deje de polarizar al país”, dijo a la radio RPP el candidato presidencial del partido Perú Libre (PL), quien incluyó en su propuesta de diálogo “a las fuerzas armadas y al empresariado”, y advirtió que en la segunda vuelta podría producirse un escenario de competencia “entre ricos y pobres, entre el patrón y el peón”.

Castillo postuló como “columna vertebral” de su eventual gobierno el llamado a referendo con el fin de reformar la Constitución para declarar “en emergencia la salud, la educación y la agricultura” y abolir el régimen privado de jubilaciones, entre otras iniciativas, según la agencia de noticias Andina.

Paralelamente, el secretario general de PL, Vladimir Cerrón, negó que ese partido tenga vínculos con el Movimiento de Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef), considerado un grupo de fachada de Sendero Luminoso, una sospecha extendida entre dirigentes y la opinión pública, y ventilada durante la campaña electoral.

Cerrón calificó al Movadef como “brazo ideológico de un grupo terrorista” y aseguró además que en ninguna parte del ideario de PL se afirma que conforme una fuerza comunista.

Por el lado de Fujimori, el llamado al diálogo estuvo a cargo de uno de sus compañeros de fórmula, el candidato a primer vicepresidente, Luis Galarreta.

“Con humildad, y habiendo aprendido de nuestros errores que no se pueden volver a cometer, haremos una convocatoria grande a profesionales y grupos de primer nivel”, afirmó el exlegislador.

Galarreta subrayó que “la gran convocatoria no es solo para partidos sino para todos los peruanos”, y sostuvo que “Keiko, además de ser candidata, tiene experiencia para tender puentes, conversar”.

La hija del expresidente Alberto Fujimori y líder del partido Fuerza Popular (FP) se afirmaba en el segundo puesto con 13,36% de los votos válidos y dejaba atrás al empresario de derecha Rafael López Aliaga, que había trepado al tercer lugar con 11,67%, y al economista liberal Hernando de Soto, que había caído a la cuarta ubicación con 11,63%, según el cómputo oficial.

Fujimori centró sus discursos de campaña en atacar con “mano dura” la pandemia de coronavirus y prometió equipar los hospitales “con plantas de oxígeno medicinal y más camas UCI (de cuidados intensivos)”, así como realizar una “vacunación universal”, recordó Andina.

Mientras tanto, algunos de los candidatos que quedaron fuera del balotaje comenzaron a sentar posición.

Yonhy Lescano -favorito en las encuestas de intención de voto hasta pocos días antes de los comicios y quinto con 9,11% de los sufragios válidos hasta esta tarde- dijo que su partido, el centrista Acción Popular (AP), adoptará una definición, que no adelantó cuál será, según su propia ideología.

“Eso es lo que tenemos que hacer, tomar posición siempre dentro de nuestra ideología y dentro de nuestra práctica política”, expresó.

En cambio, la exlegisladora de izquierda Verónika Mendoza -sexta con 7,84% de los votos- anunció que su partido Juntos por el Perú no apoyará a Fujimori, aunque no confirmó si recomendará votar por Castillo.

“Del señor Castillo podemos tener dudas que tiene que aclarar en los siguientes días y semanas, pero de la señora Fujimori tenemos certezas y con ella, ni a la esquina; con ella el país realmente se va al descalabro y nosotros no lo vamos a permitir”, dijo Mendoza a la radio Exitosa, según la agencia Sputnik.

Por otra parte, 11 partidos superaban esta tarde el piso de 5% de los votos válidos que les permite ganar bancas en el Congreso unicameral, según el escrutinio oficial.

PL tendrá la bancada más numerosa, con entre 33 y 36 de los 130 congresistas totales, seguido por FP (entre 23 y 24), la Alianza Para el Progreso, de López Aliaga (entre 15 y 16), AP (entre 12 y 14) y Renovación Popular, de De Soto (entre 11 y 12), según una proyección publicada por el diario La República. (Télam)