El sindicalista de izquierda Pedro Castillo, favorito para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Perú, volvió a refutar hoy señalamientos que lo vincularon con ideas comunistas y guerrilleras.

“No somos comunistas, no somos chavistas, no somos terroristas; somos trabajadores como cualquiera de ustedes, nos hemos encontrado en las calles y en ese marco pido tranquilidad”, dijo en un acto de campaña en Máncora, en el departamento norteño Piura.

Castillo respondió de ese modo a afirmaciones de políticos y medios de prensa que desde la campaña para la primera vuelta lo vincularon ideológicamente con la organización terrorista Sendero Luminoso y con el chavismo venezolano.

Además, hizo “un llamado a la más amplia confianza a la empresa privada nacional, a la micro y pequeña empresa, para trabajar y gestar la industrialización de Perú juntos”, según la agencia de noticias Andina.

Ya la semana pasada, Castillo había tomado distancia de ciertas ideologías que le atribuyen y había asegurado que se propone alentar la participación del sector privado en la economía.

“Nosotros deslindamos abiertamente con situaciones o posturas extremistas en el país”, dijo en una extensa entrevista por radio, en la que aseguró enfáticamente que “acá no hay chavismo”.

En esa ocasión, incluso, pidió al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que “antes de decir algo concerniente al Perú, que primero arregle sus problemas internos, que venga y se lleve a sus compatriotas que han venido a delinquir”.

Asimismo, en una visita a Huaraz, capital del departamento Áncash, ratificó su propósito de nacionalizar, pero no estatizar, los recursos naturales.

“Se tiene que entender que una cosa es nacionalización y otra la estatización”, pues “aquí el Estado no tiene por qué hacerlo suya”, sostuvo.

“Luego de haber conversado con la empresa, si esta dice que está de acuerdo con el planteamiento de que 70% queda para el país y 10% se lo lleva, ya no hay necesidad de ir más allá”, explicó.

Castillo ganó el 11 de este mes la primera vuelta con 18,93% de los votos válidos, seguido por la populista de derecha Keiko Fujimori con 13,41%, según el escrutinio oficial, y tiene ventaja para el balotaje en las tres encuestas de intención de voto publicadas hasta ahora: 42% a 31% según la firma Ipsos, 41% a 26% según Datum y 41% a 21% según el Instituto de Estudios Peruanos (IEP). (Télam)