El presidente de Perú, Pedro Castillo, se reunió con líderes de partidos políticos en un intento por abrir un diálogo más amplio que ponga fin a la constante repetición de crisis y salidas de ministros; sin embargo, la oposición más dura se negó a participar y los que sí lo hicieron contaron solamente que el mandatario está pensando en más cambios de gabinete.

“Él ha reconocido que tiene que dar una vuelta al timón y refrescar su entorno y dar mayor seguridad a la población con una gestión transparente. Sí va a producir cambios en el gabinete”, contó al diario La República el líder de Acción Popular y gobernador de Cajamarca, Mesías Guevara.

“En el caso del Partido Morado hemos tocado el asunto del ministro de Transportes. Necesitamos funcionarios en base a su mérito”, declaró, por su parte, el dirigente Rodolfo Pérez, quien agregó que si bien se trató cuál será el futuro del gabinete “no se ha mencionado cuándo se va a cambiar”.

El Gobierno de Castillo no hizo declaraciones después de la reunión, pasada la medianoche de Argentina, por lo que hasta el momento solo se conoce la versión de los invitados, quienes dejaron claro que el eje de las discusiones políticas siguen siendo los nombres propios del gabinete nacional.

A la reunión también asistieron Roberto Sánchez y Ruth Luque, de Juntos por el Perú; José Luna Gálvez y Enrique Wong, de Podemos Perú; José Jerí, de Somos Perú; Elvis Vergara, de Acción Popular; Alex Paredes, de Perú Libre, y Luis Ernesto Flores Reátegui, quien dijo ser secretario de Avanza País en Lima.

No participaron, en cambio, el vocero de Perú Libre y la cabeza del ala más dura del oficialismo que rompió con el Gobierno, Waldemar Cerrón, y los líderes de Alianza para el Progreso, Fuerza Popular, Renovación Popular y Avanza País.

Click to enlarge
A fallback.

Ya el martes pasado, el mandatario se había reunido con los líderes políticos de Somos Perú, Juntos por el Perú, Perú Libre, Acción Popular y Avanza País.

Pero ese encuentro duró menos de una hora, porque, oficialmente, Castillo debía juramentar a su nuevo ministro de Educación, Rosendo Serna, quien reemplazará al primer miembro del gabinete que llegó a ser censurado por el Congreso, un poder que cada vez choca más frontalmente con el Gobierno.

En total, una docena de ministros ya debieron abandonar el gabinete en este primer semestre de Gobierno por escándalos y críticas de propios y ajenos. Además, la conducción del partido oficialista rompió con Castillo y su bancada en el Congreso quedó dividida. (Télam)