Venezuela emitió hoy una "alerta roja" a Interpol para pedir el arresto por "usurpación de funciones" de las tres integrantes de la nueva mesa directiva del simbólico parlamento opositor, electo en 2015 y cuyos miembros tienen mandato ya vencido pero aún así acaba de renovar su conducción.

"Hemos solicitado alerta roja internacional", anunció el fiscal general, Tarek Saab, en una declaración a la prensa en la que llamó "criminales" a las tres mujeres autoridades del congreso opositor, reconocido por Estados Unidos y otros países.

El sábado ya habían sido dictadas órdenes de detención contra Dinorah Figuera, quien sustituyó al dirigente opositor Juan Guaidó en la presidencia de la Asamblea Nacional (AN, parlamento) de 2015, y contra la primera y segunda vicepresidenta, Marianela Fernández y Auristela Vásquez, respectivamente.

Figuera y Fernández viven en España y Vásquez en Estados Unidos, y fueron designadas después de un tironeo dentro de la oposición que llevó a eliminar la figura del "gobierno interino" de Guaidó, que también era avalada por Washington.

"Veremos qué hará en este caso España y Estados Unidos en relación a esta solicitud que el Ministerio Público ha realizado", expresó Saab, que informó que su oficina también pidió la "incautación y aseguramiento de los bienes" que las acusadas tienen en Venezuela.

La solicitud incluye el "bloqueo e inmovilización de cuentas" y la prohibición "de enajenar y gravar" propiedades, según Saab, cuya conferencia se emitió por las cuentas oficiales en redes del Ministerio Público.

En una videoconferencia, Figuera desestimó la orden de detención en su contra con el argumento de que tiene "asilo político" en España:

"Si la dictadura pretende tomar acciones contra la junta directiva, en principio, no va a poder", explicó.

El fiscal Saab informó que además se pidió la detención del secretario de la Asamblea Nacional de 2015, José Figueredo Márquez, y del subsecretario, Luis Alberto Bustos.

Con esta nueva investigación son 27 las causas abiertas por el Ministerio Público contra el viejo Parlamento de mayoría opositora, con 65 órdenes de detención.

Guaidó es blanco de numerosas investigaciones, sin que ello haya derivado en su arresto.

"A veces los tiempos de la justicia no son los tiempos que uno quisiera, pero ahí va", dijo el dirigente chavista Diosdado Cabello al avalar las acciones de la Fiscalía contra la oposición y Guaidó. "A todos y a todas tiene que llegarle la justicia; no se trata de venganza. Es justicia", agregó.

El parlamento en funciones, controlado por el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) después de su triunfo en las elecciones legislativas de 2020, anunció que acompañará la investigación de la Fiscalía. (Télam)