La capital iraní de Teherán fue puesta hoy nuevamente bajo el mayor nivel de restricciones posible luego de que el país de Medio Oriente más afectado por el coronavirus registrara su mayores números de casos en cuatro meses y de muertes en más de tres meses.

La vocera del Ministerio de Salud, Sima Sadat Lari, dijo a la prensa que Irán registró 13.890 casos de Covid-19 en las últimas 24 horas, la cifra más alta desde el 4 de diciembre, y 172 decesos, el número más elevado desde el 23 de diciembre.

Teherán, la capital, está otra vez en alerta sanitaria máxima, que implica que sólo están autorizadas las actividades económicas esenciales, como alimentación y salud, dijo Lari, informó la cadena de noticias iraní Press TV.

Se trata de la tercera vez que Teherán se encuentra en el nivel conocido como "código rojo" desde el inicio de la pandemia, a fines de 2019.

Este nivel de restricciones contempla también la prohibición de viajes en auto entre ciudades y la limitación de las horas de trabajo de las oficinas públicas y de muchas compañías privadas para evitar una mayor propagación del virus.

Unas 50 ciudades están bajo código rojo, con solo 23 en código azul, el que le sigue al rojo en nivel de riesgo, del total de más de 800 ciudades del país.

El resto está catalogado como zonas naranjas o amarillas, con menos restricciones.

Ayer, las autoridades informaron más de 100 muertos por coronavirus -161- por primera vez en varios meses.

Irán acumula más de 1,9 millones de casos y más de 63.000 decesos por el virus.

Las autoridades atribuyen el aumento de los contagios a las reuniones y viajes por el Año Nuevo, o Nowruz, del mes pasado.

También hoy, Irán recibió el primer cargamento de dosis de vacunas contra el coronavirus del mecanismo Covax, que suministra dosis gratis para países de medianos y bajos recursos.

El vocero del Ministerio de Salud, Kianoush Jahanpour, dijo que este primer envío consistió en 700.000 dosis de la vacuna del laboratorio AstraZeneca llegadas de Países Bajos.

Hasta ahora, Irán ha vacunado a menos del 2% de sus más de 80 millones de habitantes con vacunas importadas de Rusia, China e India. (Télam)