El candidato presidencial opositor brasileño Ciro Gomes, del Partido Democrático Laborista (PDT, por sus siglas en portugués) anunció que, en caso de una segunda vuelta electoral en las elecciones presidenciales de octubre, no apoyará al expresidente Luiz Inácio Lula da SIlva contra el mandatario Jair Bolsonaro.

"Si voy para una segunda vuelta con Bolsonaro, claro que voy a querer el apoyo de Lula. Pero si es al contrario, apoyar a Lula no es más viable", afirmó Gomes en una entrevista divulgada hoy por el canal de noticias Globonews.

Exministro de Integración Nacional de la presidencia de Lula (2003-2010), Gomes profundizó sus diferencias con el líder del Partido de los Trabajadores (PT) durante esta campaña buscando el voto de izquierda, de centroizquierda y de centro.

"¿Cómo voy a subir a la campaña de Lula (en un eventual segundo turno) si digo que son corruptos, incompetentes? Pasaría a ser un cómplice. Lula es responsable de la mayor tragedia, de lo que ocurre en el país", dijo Gomes, quien se encuentra en tercer lugar en las encuestas, con entre 8 y 9%.

Según Datafolha, Lula cuenta con una intención de voto del 52%, contra un 32% de Bolsonaro y 9% de Gomes.

Todas las encuestas indican que Lula está en condiciones de vencer en la primera vuelta del 2 de octubre.

Gomes, exgobernador del estado de Ceará, negocia el apoyo del derechista Aecio Neves, diputado del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) que fue candidato presidencial en 2014.

Neves fue grabado pidiendo dinero para el jefe del frigorífico multinacional JBS, en una causa en la que fue absuelto por un juez de San Pablo.

Gomes decidió que el PDT dejara de ser aliado del PT en 2018, cuando fracasó su intentó de ser cabeza de fórmula en las elecciones de aquel año, en momentos en que Lula estaba preso por una condena por corrupción luego revocada.

El candidato fue finalmente Fernando Haddad.

Tercero en 2018, Gomes viajó a París después de la primera vuelta y evitó apoyar y hacer campaña para Haddad para el balotaje, en el que que finalmente se impuso Bolsonaro.

Autor de un libro con la propuesta para la reindustrialización de Brasil, Gomes ha roto los puentes con el resto de la oposición a Bolsonaro buscando convertirse en una "tercera vía", aunque todavía no obtuvo respaldos para consolidar su candidatura.

El PDT, partido heredero de la línea de los expresidente Getulio Vargas y Joao Goulart y del caudillo laborista Leonel Brizola, estuvo aliado a Lula desde 1989 y también respaldó el gobierno de Dilma Rousseff (2011-2016).

Varios dirigentes regionales del PDT han desembarcado del proyecto presidencial de Gomes para respaldar a Lula.

En el nordestino Ceará, el bastión de Gomes, Lula lidera con 59%, contra el 18% de Bolsonaro y el 11% del candidato del PDT.

La segunda vuelta de las elecciones en Brasil está prevista para el 30 de octubre.

Gomes, quien se presenta por cuarta vez a la presidencia, dijo que esta será su último intento de acceder al Palacio del Planalto.

(Télam)