El candidato a presidente de Colombia por el movimiento Colombia Piensa en Grande, Luis Pérez, anunció hoy que renuncia a sus aspiraciones, cuando faltan menos de 20 días para las elecciones y tras denunciar "mal ambiente" de la campaña.

Así lo anunció Pérez en un comunicado en el que en el que criticó la polarización de la actual contienda, en la que los debates se volvieron "intranscendentes" y solo queda espacio para las peleas y las riñas personales.

"Renunciar a tiempo es vital", dijo el exgobernador de Antioquia, que aseguró que su paso al costado traerá "mejores momentos y escenarios más promisorios", según reprodujo el diario El Colombiano en su versión digital.

"Recogí 1,2 millones de firmas y me involucré en la campaña después del 13 de marzo por la alta violencia en los predebates. Parece que llegué tarde porque en la carrera a la Presidencia (..) me encontré un ambiente polarizado y lleno de odios, dividido entre 'buenos y malos', criticó.

Pérez, que en el mejor de los casos alcanzaba el 1% en intención de voto en los comicios del 29 de mayo, denunció asimismo que "existe una estrategia oculta para desaparecer a los que no sean extremos" y vaticinó que "el ambiente de violencia y zozobra que envuelve las elecciones advierte de que ningún extremo va a aceptar el triunfo del otro", informó la agencia de noticias Europa Press.

"Vienen tiempos aciagos de enfrentamientos sociales y desajustes de la economía. La ideología política quedó en manos de la guerra sucia y criminal; y hasta el Gobierno tiene militancia en algún extremo", agregó.

En el documento también criticó al Gobierno del presidente Iván Duque al que acusó de tener "militancia en algún extremo".

Pérez logró inscribirse para candidato a presidente gracias al aval del más de un millón de firmas a las que refirió en su comunicado.

Fue uno de los políticos a los que el líder del Clan del Golfo, Dairo Antonio Úsuga, alias 'Otoniel', señaló directamente como uno de los que se relacionaban con los paramilitares en las comparecencias que ofreció a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) antes de ser extraditado a Estados Unidos.

Según la versión de 'Otoniel', Pérez, el antiguo alcalde de Medellín y gobernador de Antioquia solía frecuentar a otro viejo conocido del crimen a gran escala de Colombia, el narcotraficante ahora preso en Estados Unidos, Henry de Jesús López Londoño, alias 'Mi Sangre'. (Télam)