La autoridad canadiense de vacunas autorizó hoy la decisión del Ministerio de Salud de permitir hasta cuatro meses de intervalo entre las dos dosis contra el coronavirus como medida para afrontar la escasez de vacunas disponibles.

"El NACI (Comité Asesor Nacional de Inmunizaciones) recomienda que en el contexto del suministro limitado de vacunas y la enfermedad pandémica en curso, las jurisdicciones deberían maximizar el número de personas que se benefician de la primera dosis de vacuna al extender la segunda dosis de la vacuna Covid-19 hasta cuatro meses después de la primera", expresó el panel asesor en un comunicado.

El NACI recomendó además que se ofrezcan inyecciones de segunda dosis lo antes posible, después de que todos los grupos elegibles hayan recibido su primera dosis, dando prioridad a las poblaciones más vulnerables, informó la agencia de noticias Sputnik.

El panel asesor también dijo que continuará monitoreando los desarrollos y ajustando las recomendaciones según sea necesario.

La recomendación provocó un acalorado debate en la comunidad médica, y un alto especialista dijo que los funcionarios están llevando a cabo nada menos que un "experimento a nivel de población".

Canadá aplicó hasta el momento 6.758.617 dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna y vacunó con ambas dosis a 730.958 personas, lo que equivale al 1,9% de la población. (Télam)