La Cámara de Diputados y Diputadas de Chile rechazó hoy la acusación constitucional presentada por la bancada del opositor Partido Republicano en contra del ministro de Desarrollo Social, Giorgio Jackson, por "abuso de autoridad y poder".

En conferencia de prensa luego de la votación, Jackson afirmó que la acusación constitucional “no tenía fundamento en derecho” y que se trataba de “diferencias políticas que son legítimas”.

“Yo creo que fue lo que sopeso e inclinó la balanza tanto de los parlamentarios y parlamentarias oficialistas, como también de quienes no son del oficialismo e incluso de quienes son de la oposición y dieron el paso y cruzaron una frontera que es difícil de cruzar”, dijo el ministro, quien seguirá en el cargo, después de que la propuesta recibiera 76 votos en contra, 68 a favor y se registraran seis abstenciones.

Jackson también agradeció a los parlamentarios por tomarse “el tiempo y el trabajo de revisar los distintos argumentos que estaban tanto del nivel acusador como también de nuestra defensa”.

“Dentro de la sala se dieron argumentos de corte político, que más allá de ciertos epítetos, recojo con humildad para considerar algunas de las críticas que puedan servir para mejorar nuestra gestión”, dijo.

Sin embargo, el ministro criticó el tiempo que la Cámara invirtió en revisar la acusación constitucional y agregó que hoy comenzarán “con la misión de impulsar con mayor fuerza la agenda” y valorando las distintas “miradas” que los parlamentarios les han hecho saber en el transcurso de la acusación.

“Nos vamos con muchas tareas y esperamos que el Congreso, la sede de la representación popular de nuestro país, pueda ser un espacio que pueda reunir a chilenos y chilenas en torno a temas que hoy día le están importando, como temas de seguridad pública, temas relacionados con la seguridad económica y seguridad social”, cerró el ministro de Desarrollo Social.

Durante la mañana, la misma Cámara había rechazado la “cuestión previa”, mecanismo que presenta el acusado y que apunta a que la acusación interpuesta carece de argumentos, lo que llevó a la votación de fondo para ver la admisibilidad de la acusación.

La acusación constitucional contra Jackson fue presentada el 3 de enero por la bancada del Partido Republicano, que indicó en el informe que el argumento principal es “el abuso de autoridad y poder” tras la renuncia de la exsecretaria regional de Desarrollo Social de la Región Metropolitana, Patricia Hidalgo, quien declaró en una entrevista radial ser presionada por el Gobierno para aprobar proyectos con los que no estaba de acuerdo.

Sin embargo, el Ministerio de Desarrollo Social se refirió a la situación en dicha oportunidad e indicó que se le pidió la renuncia ante una pérdida de confianza “por haberse desentendido formalmente respecto de la presentación de denuncias, cuestión que es obligación de toda autoridad política y funcionario público, ante indicios de la presunta violación de una niña en un recinto de atención a personas en situación de calle”.

Jackson asumió como ministro de la Secretaría General de la Presidencia el 11 de marzo de 2022, con la asunción del presidente Gabriel Boric, y luego, tras el primer cambio de gabinete, pasó a ser ministro de Desarrollo Social, puesto que ocupa desde el 6 de septiembre. (Télam)