California anunció hoy que exigirá a sus alumnos mayores de 12 años que estén vacunados contra la Covid-19 para asistir a las clases presenciales, tanto en escuelas públicas como privadas, lo que convirtió al estado en el primero de Estados Unidos en sumar este requisito.

La medida recién entrará en vigencia cuando la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) apruebe totalmente el uso de estas vacunas en mayores de 12 años, precisó el gobernador Gavin Newsom, al anunciar su decisión en una escuela de San Francisco.

La FDA ya dio el visto bueno al uso generalizado de las vacunas para jóvenes de más de 16 años, y el uso de emergencia en adolescentes de entre 12 y 15 años.

Alrededor del 54% de los jóvenes en esta franja etaria recibieron al menos una dosis contra la Covid en Estados Unidos desde la aprobación de emergencia de la vacuna.

"Una vez que la FDA apruebe la vacunación en diferentes cohortes, comenzando con los de más de 12 años, comenzaremos a aplicar ese requerimiento en el próximo período, sea el 1 de enero o de julio, lo que venga primero", agregó Newsom, que aceptó que habrá excepciones por motivos religiosos y de salud.

El gobernador destacó que California fue un pionero en imponer de forma amplia medidas para controlar la propagación del virus, como confinamientos, uso de barbijos y vacunación, pero que aún así “hay dificultades para llegar a donde queremos llegar", reportó la agencia de noticias AFP.

Click to enlarge
A fallback.

En Estados Unidos, la vacunación anticovid es gratuita y está disponible de forma amplia en farmacias y centros de salud, entre otros, lo que es considerado clave en la reducción de nuevos casos de coronavirus, que dejó casi 700.000 muertos y más de 40 millones de contagios en el país.

La aparición y expansión de la variante Delta amenaza ese progreso y, por eso, la vacunación y otras medidas de control volvieron al centro del debate, especialmente en estados gobernados por el Partido Republicano, que resiste la imposición de reglas recomendadas por los médicos porque, argumentan, se chocan con las libertades personales.

"Las escuelas que han cerrado con más frecuencia son las que están en los estados que no han sido más disciplinados para utilizar un enfoque científico para controlar esta enfermedad", expresó Newsom.

Reseñó que las escuelas “ya exigen vacunas contra sarampión, paperas y más” porque “las vacunas funcionan", escribió un rato después en su Twitter. (Télam)