La alcaldía de Cali anunció hoy que no desplegará policías antidisturbios en las calles de la ciudad de cara a una nueva jornada de paro nacional y dijo que las manifestaciones, que partirán en esa ciudad del sudoeste de 12 puntos de concentración, serán acompañadas por el Ministerio Público, la Defensoría del Pueblo y la Secretaría de Paz.

La Gobernación de Boyacá -centro del país- también anunció que no desplegaría antidisturbios en las calles, tras una reunión con los representantes del Comité del Paro.

El gobernador, Ramiro Barragán, dijo por sus redes sociales que en las manifestaciones harán presencia la Procuraduría y la Defensoría del Pueblo.

Asimismo, el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, aseguró que respeta el derecho a la movilización y la protesta.

"Vamos a adelantar acompañamiento con nuestros ‘casos azules’. Vamos a estar haciendo acompañamiento a esa fiesta cultural y familiar como la han venido convocado", aseguró Ospina, citado por el diario El Espectador.

"Por supuesto, no va a existir Escuadrón Antidisturbios y esperamos que todos comprendan que la violencia no debe existir y que una movilización en paz es lo que demanda Cali”, agregó el jefe de Gobierno de la capital del Valle de Cauca, que fue epicentro de los hechos más graves de represión estatal a las protestas ciudadanas que comenzaron en todo el país a fines de abril, y que ya causaron al menos 50 muertes.

Los manifestantes se concentrarán en Paso del Comercio, Sameco, el Puente de los Mil Días y Puerto Resistencia, entre otros lugares para continuar con los reclamos por los que el Comité de Paro hizo esta nueva convocatoria.

Una de las dos movilizaciones más grandes arrancó esta mañana de la Autopista Simón Bolívar mientras que la segunda lo hará más tarde desde Unidad Deportiva, en el sur de la ciudad, hasta la Loma de la Cruz, uno de los puntos emblemáticos en estas tres semanas de protestas.

Ospina agregó que las movilizaciones serán monitoreadas desde un puesto de mando y pese a que dijo que se permitiría marchar, ya existen reportes de bloqueos en al menos cinco de los puntos de concentración.

El Gobierno nacional y el Comité Nacional del Paro todavía no han llegado a un acuerdo para destrabar la situación, la próxima reunión será mañana para la posible instalación de una mesa de negociación.

Las manifestaciones se realizan en las principales ciudades del país, entre ellas Bogotá, Medellín, Cartagena y Barranquilla.

Las movilizaciones comenzaron el 28 de abril, inicialmente en rechazo a una propuesta de reforma tributaria que el Ejecutivo enseguida retiró del Congreso, pero la agenda de demandas cambió y se amplió a medida que el gobierno de Iván Duque endurecía la represión.

El Comité Nacional del Paro –que reúne a unas 40 organizaciones sociales, gremiales y estudiantiles-, reclama también que se abandone el proyecto de Ley de Salud, respaldo para las pymes, la desmilitarización de las calles, protección para los líderes sociales y una renta básica que equipare a un sueldo mínimo, entre otros puntos.

Además de llamados de atención de la ONU, la OEA, Estados Unidos y la Unión Europea, las manifestaciones ya provocaron la salida de dos ministros. (Télam)