Una cadena de glaciares de la Antártida fue rebautizada hoy como "Glaciares de Glasgow" por investigadores del Reino Unido para llamar la atención sobre el calentamiento global, con motivo de la conferencia de la ONU sobre clima COP26 de Glasgow, Escocia.

Los glaciares fueron estudiados por científicos de la Universidad de Leeds, Inglaterra, que pensaron y propusieron nombres relacionados con el clima con el apoyo del Gobierno del Reino Unido, el anfitrión de la COP26.

Mientras el mundo se reúne en Glasgow 15 días para avanzar en la lucha contra el cambio climático, a 16.000 kilómetros de distancia, el glaciar ahora homónimo de la ciudad británica proporcionará un claro recordatorio de por qué se necesita una acción urgente.

La investigadora Heather Selley identificó 14 glaciares en la cuenca Getz de la Antártida occidental cuyo derretimiento se aceleró un promedio del 25 por ciento entre 1994 y 2018 debido al cambio climático.

Su estudio, publicado en febrero, encontró que se han perdido 315 gigatoneladas de hielo de la región en los últimos 25 años, agregando el equivalente a 126 millones de piscinas de agua de tamaño olímpico a los océanos del mundo.

Su propuesta fue presentada por el Gobierno del Reino Unido y apoyada por el comité de nombres de lugares antárticos del Reino Unido.

Click to enlarge
A fallback.

Los nombres se agregarán ahora al diccionario geográfico internacional para la Antártida, para su uso en mapas, cartas y futuras publicaciones.

El primer ministro británico, Boris Johnson, por su parte, dijo que al nombrar a este glaciar como la ciudad donde la humanidad se reúne para luchar por el futuro del planeta, es un claro recordatorio de lo que se busca preservar con tanto esfuerzo y trabajo.

"Glasgow representa nuestra mejor oportunidad. Así como el G20 comparte la responsabilidad colectiva de actuar, las soluciones están en nuestras manos", dijo Johnson en un comunicado desde Roma, donde participó de la cumbre del G20.

"Espero que los países se reúnan en Glasgow con un espíritu de responsabilidad y ambición para que podamos mantener viva la meta de impedir que la temperatura global aumente más que 1,5 grados" este siglo respecto de los niveles preindustriales.

Entre las acciones para frenar el cambio climático,el Reino Unido anunció que eliminará por completo el uso de carbón en la generación de energía para 2024. (Télam)