Dirigentes del Pacto Histórico, la coalición de fuerzas de izquierda de Colombia, y de la Alianza Verde instaron hoy a la sus pares de la Coalición de la Esperanza, de perfil más de centro, a encarar “un diálogo propositivo y constructivo” con miras a las elecciones presidenciales del año próximo, en busca de lograr un acuerdo que permita “derrotar a un régimen de corrupción y autoritario”.

A través de una carta, el Pacto y los verdes tomaron la iniciativa de proponer conversaciones para conseguir una suerte de agenda común que sirva de base para resolver después un mecanismo de definición de candidaturas.

La idea de fondo es enfrentar el año próximo a la que seguramente será una alianza de derecha hegemonizada por el Centro Democrático (CDF) de Álvaro Uribe y el presidente Iván Duque.

“Convocamos a la Coalición de la Esperanza y demás actores políticos y sociales que luchan por el cambio, a iniciar un diálogo propositivo y constructivo y a tramitar nuestras diferencias de manera respetuosa, fraterna y solidaria”, destaca la carta.

Subraya el texto que “son más grandes las coincidencias que las diferencias” entre ambos sectores y expresa un llamado a la unidad “de todos los sectores alternativos”.

En el Pacto Histórico están Colombia Humana, el Polo Democrático, MAIS, La Fuerza de la Paz y Soy porque Somos, entre otras fuerzas, y la Alianza Verde atraviesa una división precisamente porque varios de sus dirigentes se alinean en el Pacto y otros en la Coalición de la Esperanza.

En el Pacto está el senador Gustavo Petro, a quien las encuestas dan por el momento con más votos para 2022, aunque todavía debe atravesar la instancia de definición de postulaciones con otros aspirantes de su acuerdo.

Y en la Coalición de la Esperanza hay cuatro precandidatos (Sergio Fajardo, Jorge Robledo, Juan Fernando Cristo y Juan Manuel Galán).

La carta señala que “la grave crisis que vive el pueblo” colombiano obliga a actuar con “responsabilidad, generosidad y dimensión histórica” para derrotar a “un régimen de corrupción, autoritario y violador de los derechos humanos”.

“Presentaremos a los colombianos un programa de gobierno para derrotar la corrupción, la violencia, el desempleo y la pobreza en Colombia a partir del 20 de julio y 7 de agosto de 2020. Invitamos a todo el pueblo, a las nuevas ciudadanías, a sus líderes políticos, sociales, sindicales, afros e indígenas a liderar y suscribir esta causa unitaria que es de todos los colombianos”, concluye la misiva. (Télam)