Rusia suspendió el suministro de gas a Bulgaria, pero la situación está bajo control, dijeron este miércoles altos cargos del Gobierno búlgaro en una conferencia de prensa. "Ya existe una confirmación física de la suspensión de las cantidades enviadas a Bulgaria", informó el ministro de Energía, Alexander Nikolov.

Por su parte, el primer ministro, Kiril Petkov, aseveró que "el asunto está absolutamente bajo control", e instó a los ciudadanos a no preocuparse. El Gobierno cuenta con un plan de contingencia para este escenario y no se reducirá el suministro de gas a los consumidores, agregó.

El viceprimer ministro de Fondos de la Unión Europea (UE) de Bulgaria, Assen Vassilev, quien es también ministro de Finanzas del país, irá a Bruselas mañana jueves, junto al titular de la cartera de Energía, dijo el premier.

En este sentido, Nikolov reveló que se discutirán posibles medidas, incluidas compras conjuntas, durante la próxima reunión con la Comisión Europea. A la fecha, Rusia cubrió casi todas las necesidades de gas de Bulgaria, informó la agencia Xinhua.

Rusia anunció que a partir de de este miércoles suspendería los suministros de gas a Bulgaria y a Polonia tras su negativa a pagarlo en rublos, informó la compañía Gazprom. "Gazprom ha suspendido completamente el suministro de gas a Bulgargaz (Bulgaria) y a PGNiG (Polonia) por impago en rublos", señaló un comunicado.

Desde la empresa aseguran que "los pagos por el gas suministrado a partir del 1 de abril deben realizarse en rublos utilizando la nueva información bancaria, de lo que se ha informado a las contrapartes con la debida antelación".

Asimismo, Gazprom señaló que Bulgaria y Polonia son países de tránsito y advirtió que, "en caso de extracción no autorizada de gas ruso de los volúmenes de tránsito hacia terceros países, los suministros para el tránsito se reducirán en ese volumen". Poco después, la empresa polaca PGNiG confirmó que Gazprom había suspendido los suministros de gas.

El pasado 23 de marzo, el presidente ruso, Vladímir Putin, anunció que su país solo aceptará pagos en rublos rusos por el suministro de gas a los países "no amistosos". "Hemos suministrado nuestros recursos, en este caso el gas, a los consumidores europeos.

Lo han recibido, nos pagaron en euros que luego congelaron por su propia cuenta. En este caso, existen todos los motivos para considerar que suministramos prácticamente gratis parte del gas enviado a Europa", resumió el mandatario.

Sin embargo, el distribuidor gasístico búlgaro Bulgargaz y la empresa polaca PGNiG se negaron a efectuar los pagos en rublos, informó el sitio Actualidad RT. En particular, desde el Ministerio de Energía búlgaro detallaron que el nuevo esquema de pago propuesto por Rusia "no se ajusta al contrato vigente hasta finales de este año y supone importantes riesgos" para el país.

En este contexto, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, explicó que la exigencia de pagar por el gas ruso en rublos se debe a la adopción de "medidas inamistosas sin precedentes en el sector económico y financiero" dirigidas contra Rusia.

Piotr Najimski, representante del Gobierno polaco para la infraestructura energética estratégica, declaró que Polonia dejará de comprar gas a Rusia, siguió el sitio Actualidad RT.

Asimismo, explicó que su país tiene previsto construir para 2025 un puerto de gas flotante que podría dar a Polonia 6.000 millones de metros cúbicos de gas adicionales. Paralelamente, el ministro de Relaciones Exteriores de Hungría, Peter Szijjarto, declaró que el gas ruso sigue llegando a Hungría según lo previsto, pese a la interrupción del suministro a Bulgaria.

"La retirada del suministro de gas a Bulgaria no significa el cese de tránsito por Bulgaria. El suministro de gas natural a Hungría se realiza sin problemas en conformidad con el contrato y el calendario", detalló. Mientras, la ministra de Energía de Austria, Leonore Gewessler, también afirmó que su país recibe gas ruso sin interrupciones, de acuerdo con una investigación del medio ruso.

Tras conocerse la suspensión de suministros de gas ruso, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, calificó la medida de "injustificada" e "inaceptable". "El anuncio de Gazprom de cortar el suministro de gas a consumidores en Europa de forma unilateral es otro intento de Rusia de utilizar el gas como herramienta de chantaje", aseveró.

La misma jornada, la demanda de suministro inverso de gas de Alemania a Polonia a través del gasoducto Yamal-Europa se quintuplicó, según datos del operador Gascade. Mientras tanto, los precios del gas en Europa superaron los 1.300 dólares por 1.000 metros cúbicos.

Ahora para efectuar el pago por el gas ruso las empresas occidentales deben abrir dos cuentas especiales en el banco Gazprombank: una en rublos y otra en divisas.

Los pagos deben realizarse mediante transferencia de euros o dólares a la cuenta en divisas, explicaron desde Moscú.

A continuación, el banco vendería esta moneda en la Bolsa de Moscú y abonaría la suma recibida en la cuenta en rublos del comprador extranjero, transfiriéndose el dinero a Gazprom. INT/Xinhua/NA NA