La Comisión Europea (CE) pidió hoy reabrir la frontera exterior común a todos los viajeros de países que no pertenecen al bloque comunitario si están inoculados con la pauta completa de las vacunas contra el coronavirus aprobadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) o un PCR negativo si lo están con los fármacos autorizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La propuesta entraría en vigor el 10 de enero si los 27 Estados miembro la aceptan.

Bruselas quiere pasar a un enfoque basado en la situación sanitaria del pasajero en lugar de la evaluación por países que se da ahora y que supone que apenas dos docenas de países fuera de la UE tienen formalmente autorizados los viajes no esenciales.

La Comisión prevé que dicha lista deje de tener uso a partir de marzo, informó la agencia de noticias Europa Press.

El Ejecutivo comunitario cree que se deberían permitir los viajes sin restricciones a todos los ciudadanos plenamente vacunados con un suero autorizado por la EMA, es decir, con Pfizer, Moderna, Janssen (Johnson & Johnson) y AstraZeneca.

También podrán volar los ciudadanos inoculados con otras vacunas que no tienen la autorización de la UE pero sí cuentan con la aprobación de la OMS, como Sinopharm, Sinovac y Covaxin, y los pacientes que hayan superado el coronavirus en los seis meses previos al viaje, aunque en estos casos deberán realizar un PCR negativo antes de entrar en la UE.

Click to enlarge
A fallback.

El viajero podrá acreditar la vacunación con el certificado Covid de la UE o con otro documento equivalente reconocido por la red europea de la que forman ya parte otros 24 países.

Con todo, Bruselas pide una exención para los menores de edad para que puedan viajar al bloque comunitario aunque no cumplan el requisito de inmunización, con la condición de que a partir de los seis años presenten un PCR negativo para realizar el viaje.

Los Estados miembros tendrán, no obstante, libertad para decidir si les aplican restricciones adicionales como cuarentenas o un segundo test una vez llegados a destino. (Télam)