Brasil recibió hoy los insumos para fabricar 8,7 millones de dosis de la vacuna china CoronaVac, que forman parte del lote de 46 millones adquiridas por el Instituto Butantan de San Pablo, informó el gobernador paulista, Joao Doria.

Brasil superó la vacunación de 4 millones de personas desde el 17 de enero, cuando la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) autorizó el uso de emergencia de la Coronavac, del laboratorio Sinovac, y la de Astrazeneca-Universidad de Oxford, esta última desarrollada localmente por el laboratorio federal Fiocruz.

Un avión de la aerolínea portuguesa TAP trajo desde Beijing hasta el aeropuerto internacional de Guarulhos, en San Pablo, los insumos farmacéuticos activos (IFA) para la producción de las 8.7 millones de dosis en el Instituto Butantan, que a su vez lo traspasará el Ministerio de Slaud para distribuirlo en todo el país.

La semana pasada Sinovac había enviado 8,6 millones de dosis.

De esta forma, habrá desde fines de febrero 17,3 millones de vacunas CoronaVac más a disposición de Brasil, sin contar las que ya están distribuidas por el país del laboratorio chino, 10,8 millones.

Existen 2 millones de dosis de AstraZeneca a disposición de la vacunación y otros 4 millones están siendo procesadas por Fiocruz, cuyos insumos fueron enviados también desde China.

En total, Brasil espera tener en el primer semestre, por contrato, 146 millones de vacunas, 100 millones de AstraZeneca y 46 millones de CoronaVac.

"Hoy en Brasil 9 de cada 10 personas vacunadas reciben la vacuna del Instituto Butantan", dijo el gobernador Doria.

San Pablo, el estado más afectado por la pandemia y el que cuenta con más habitantes, ya superó el millón de vacunados, entre profesionales de la salud, quilombolas (grupos rurales descendientes de esclavos), población indígena y mayores de 90 años.

El gobierno del presidente Jair Bolsonaro negocia la adquisición de otras 30 millones de vacunas Sputnik V y del laboratorio chino Covaxin, según el Ministerio de Salud.

La autorización para el envío de más insumos de vacunas desde China fueron producto de una negociación del gobierno de Brasil con la embajada china en Brasilia a fines de enero. (Télam)