El Ministerio de Salud de Brasil anunció hoy que pretende comprar 10 millones de dosis de la vacuna Sputnik V importadas de Rusia y, si son aprobadas por el ente regulador, adquirirlas en el futuro por medio de un laboratorio brasileño que producirá las dosis en territorio nacional.

A partir de la divulgación de la eficacia superior al 91 por ciento de la vacuna del Instituto Gamaleya de Moscú que desde diciembre se aplica en la Argentina, Brasil irá a la carga por tener una producción nacional de la Sputnik V por un acuerdo entre Rusia y el laboratorio privado brasileño Uniao Quimica, que tiene fábricas en Brasilia y en Guarulhos, estado de San Pablo.

"Compraremos diez millones de dosis iniciales, si el precio es plausible, y efectuaremos el pago luego de que la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) autorice el uso e emergencia de la Sputnik V", dice un comunicado del Ministerio de Salud.

Brasil ya tiene o tendrá en su poder más de 10 millones de vacunas en todo el territorio nacional, 8 millones de Coronavac, de la china Sinovac, y otros 2 millones de AstraZeneca Oxford.

Anvisa, a partir de los resultados de eficacia de Sputnik V, cambió su reglamento y dijo que no será más necesario hacer ensayos de fase III en humanos en territorio brasileño, como debieron hacer durante cuatro meses el Instituto Butantan de San Pablo con la CoronaVac y el laboratorio federal Fiocruz en Río de Janeiro.

El laboratorio Uniao Quimica anunció que a partir de abril estará en condiciones de fabricar en territorio nacional las vacunas con la transferencia de tecnología del Instituto Gamaleya.

El ministerio también anunció su intención de adquirir la vacuna india Covaxin. (Télam)