La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) autorizó hoy la importación de dosis de la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus por parte de otros siete estados que lo habían solicitado.

En un comunicado, este órgano regulador informó que autorizó la "importación excepcional" de la vacuna por parte de los estados de Rio Grande do Norte, Mato Grosso, Rondonia, Pará, Amapá, Paraíba y Goiás.

La importación de las vacunas está condicionada a varios requisitos, como que se aplique únicamente a adultos sin comorbilidades y que se envíen periódicamente a la Anvisa informes de evaluación sobre el riesgo-beneficio de la vacuna.

Otra de las restricciones es que los estados sólo podrán importar dosis por el equivalente al 1% de la población, es decir que los siete estados en conjunto recibirán menos de 600.000 vacunas, informó la agencia de noticias Sputnik.

Las limitaciones son las mismas que la Anvisa aplicó a la petición de importación de los seis estados de la región noreste que presionaron para la autorización original: Bahía, Maranhão, Sergipe, Ceará, Pernambuco y Piauí.

Esos seis estados recibirán 928.000 dosis en total, que empezarán a llegar a Brasil a principios de julio, según señaló ayer el gobernador de Ceará, Camilo Santana, tras reunirse con representantes del Fondo de Inversiones Directas de Rusia (RDIF).

Con la autorización de hoy, 13 de los 27 estados de Brasil ya recibieron la luz verde para poder importar vacunas Sputnik V.

La campaña de vacunación en Brasil comenzó el 17 de enero. Hasta ahora se administraron más de 80 millones de dosis y casi 24 millones de personas están completamente vacunadas, lo que equivale a un 11,3% de la población.

La proyección del Gobierno es que para fin de año tengan distribuidas unas 600 millones de dosis, un número más que significativo en un país de casi 222 millones de habitantes. (Télam)