El presidente de Chile, Gabriel Boric, y su par de Estados Unidos, Joe Biden, tendrán un encuentro bilateral durante la Cumbre de las Américas que se realizará del 6 al 10 de junio en la ciudad de Los Ángeles.

La canciller chilena, Antonia Urrejola, confirmó la reunión entre Boric, de 36 años, y Biden, de 79, con un escueto "sí" ante los medios de prensa que consultaron al respecto, durante un acto oficial en Santiago. La fecha de la cita no está confirmada.

El presidente chileno ya tiene otras reuniones agendadas durante la cumbre: el domingo 5 de junio hablará con el presidente de Argentina, Alberto Fernández, y con el líder de Canadá, Justin Trudeau.

Los mandatarios de Chile y Estados Unidos ya tuvieron una conversación telefónica cuando Boric fue elegido presidente, tras el balotaje del 20 de diciembre, y en esa ocasión conversaron sobre desafíos comunes como comercio justo, crisis climática y fortalecimiento de la democracia.

La canciller Urrejola adelantó, además, que “una vez en la cumbre” el Gobierno hará saber otra vez su opinión sobre la decisión de Washington de no invitar a los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, ni de Nicaragua, Daniel Ortega.

“El diálogo debemos tenerlo entre todos y todas, independientemente de las distintas posiciones que tengamos y en ese sentido, sí puede haber un debilitamiento", agregó Urrejola, según la agencia AFP.

Urrejola insistió en que Chile pretende una Cumbre "sin exclusiones", pero dejó en claro que no lo puso "como condición" para asistir.

"Le hemos manifestado (esto) a Estados Unidos. Lo hemos manifestado tanto en un conjunto de conversaciones privadas, como también yo lo he manifestado públicamente: que abogamos por una cumbre sin exclusiones y eso implica invitar a todos los países que son de las Américas, desde Canadá hasta Chile, pasando por todo el Caribe", remarcó, según el sitio del diario La Tercera.

Para la ministra, "más allá de las posiciones que uno pueda tener" respecto de Cuba, Venezuela y Nicaragua, "sobre todo en materia de Derechos Humanos", existe "un conjunto de desafíos en la región que hay que enfrentar de manera conjunta y el diálogo debe ser entre todos y todas". (Télam)