El designado embajador de Israel en Chile, Gil Artzyeli, atravesó hoy un "incidente no muy cómodo" cuando el presidente Gabriel Boric suspendió el encuentro que tenían pactado, aparentemente por la muerte a manos de fuerzas de seguridad israelíes de un adolescente palestino en Cisjordania, por lo que la Cancillería vecina debió luego disculparse con el diplomático.

El encuentro Boric-Artzyeli estaba pautada para la mañana, en el Palacio de La Moneda e iba a consistir en lo formal de la presentación de las cartas credenciales del representante israelí al mandatario.

“Yo fui invitado a La Moneda; llegué a La Moneda y allá no me dejaron entrar, eso fue lo que pasó”, expuso el israelí, que aclaró que las “explicaciones” las daría la Cancillería.

Aun así, respondió que los vínculos quedaron “fortalecidos” y no dañados por la inusual situación.

"Para mí fue un incidente no muy cómodo esta mañana, pero siendo un israelí y un judío, mi pueblo ha pasado peores cosas en los últimos 4.000 años y vamos a superar este incidente desde mañana para el bien de Chile y para el bien de Israel, para nuestras relaciones bilaterales", afirmó Artzyeli más tarde, al salir de la cancillería chilena, adonde fue convocado para un pedido de disculpas y para avanzar en la reprogramación de su cita con Boric, seguramente para octubre.

El Ministerio de Relaciones Exteriores aclaró que el Gobierno no rechazó las cartas credenciales del nuevo embajador de Israel y el diario El Mercurio citó fuentes oficiales para confirmar que la decisión de Boric tuvo que ver con el crimen del adolescente palestino de 17 a manos del Ejército israelí.

“Pidieron una disculpa a mi persona y al Estado de Israel en repetidas veces; dimos vuelta la página”, señaló Artzyeli al salir de la Cancillería, donde lo recibió la subsecretaria de RREE, Ximena Fuentes, según la radio Bio Bio.

La situación generó críticas desde la comunidad judía en Chile y desde el colectivo de chilenos e Israel, expresadas en sendos mensajes en la red Twitter.

“Frente un grave incidente diplomático en que el presidente Gabriel Boric no recibió las cartas credenciales de Gil Artzyeli, la Comunidad Judía expresa su repudio. Es una ofensa a la amistad de más de 70 años entre Chile e Israel. Esperamos rectificación del Gobierno de Chile”, añadió la Comunidad Judía de Chile.

La Comunidad Chilena de Israel escribió: “Condenamos enérgicamente la decisión del presidente Gabriel Boric, sin precedentes en la diplomacia de Chile, de no recibir las credenciales del embajador israelí Gil Artzyeli. Es intolerable que el presidente boicotee las relaciones bilaterales”.

Chile tiene la mayor colectividad palestina fuera de Medio Oriente y aunque no existen cifras oficiales se estima que viven entre 450 mil y 500 palestinos.

Boric fue siempre crítico, aún desde la campaña proselitista, para con el accionar de Israel respecto de Palestina y le reclamó en varias entrevistas que cumpla los tratados internacionales. (Télam)