El presidente de Chile, Gabriel Boric, emitió la primera cadena nacional de su mandato anoche, en la que reforzó las propuestas principales de su Gobierno expresadas más temprano en el informe de gestión en el Congreso Nacional, con énfasis en mejorar la calidad de vida de las personas y solucionar los problemas de fondo que las afectan.

Durante el mensaje televiso, Boric destacó que se realizará una reforma tributaria en los próximos meses, que definió como “un pacto fiscal solidario, donde quienes ganan más aportan más (…) Esta reforma no será en contra de nadie, sino en favor de Chile”.

Además, recordó que en agosto presentarán una nueva reforma de sistema de pensiones y la creación de un Fondo Universal de Salud.

Otro tema abordado por el mandatario fue el precio de los productos y servicios del país que han aumentado considerablemente en los últimos meses.

“Sabemos que el alza del costo de la vida ha golpeado a millones de familias. Sé lo que significa la inflación, y por ello mismo hemos puesto todos nuestros esfuerzos en controlar sus efectos”, dijo el jefe de Estado.

Debido a lo señalado, Boric diseñó el Plan Chile Apoya, en el que se destinarán 3.500 millones de dólares con el fin de beneficiar a los chilenos a través de la disminución de combustibles y alza del salario mínimo.

Por último, el jefe de Estado habló sobre la violencia y delincuencia, y djio “estamos enfrentando a las organizaciones criminales con presencia en diversas partes del país y vinculadas a mercados ilegales como el narcotráfico, la trata de personas, el tráfico de migrantes, el robo de madera y el lavado de dinero”.

Añadió que utilizarán “todas las herramientas del Estado de Derecho para garantizar que en cada lugar de nuestra Patria podamos caminar en paz”.

Sin embargo, criticó la idea de que los civiles utilcen armas para enfrentar la delincuencia: “se equivocan profundamente. Las armas son fuente de riesgo, violencia, delincuencia y muerte”.

Este tema tuvo criticas de parte de representantes de la oposición, quienes argumentan que armarse es el derecho de las víctimas a la legitima defensa frente a los delincuentes.

El diputado de extrema derecha Johannes Káiser cuestionó al Presidente, al decir desde su cuenta de Twitter que “Boric no quiere que el pueblo honesto tenga armas, pero no tiene ningún problema con andar con tremenda escolta armada. Así es fácil pontificar. ¿La realidad? Carabineros está sobrepasado y el desarme sólo dejará indefensa a la gente honesta, cosa que celebrarán los criminales”.

El excontricante de Boric en las pasadas elecciones presidenciales, el pinochetista José Antonio Kast, tampoco quedó conforme con los anuncios y usó la misma red social para manifestar su descontento.

“Ayer, un grupo de delincuentes asesinó a Julia, de 58 años, en El Bosque (barrio capitalino). Pero la noticia del día será la “carta” del perro del presidente Boric y la cantidad de poesías que recite en su #CuentoPublico”.

Otra crítica llegó desde el partido Unión Demócrata Independiente (UDI), que presentó una queja a la secretaria del Senado por una supuesta transmisión tendenciosa del discurso de ayer, ya que cuando Boric se refirió a la corrupción y conflicto de intereses, la transmisión enfocó al senador de ese sector Iván Moreira, quien fue sobreseído por financiamiento irregular en la política en el “Caso Penta”.

(Télam)