El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, vetó hoy un proyecto de ley que pretendía bautizar una carretera con el nombre del expresidente brasileño João Goulart, depuesto con el golpe militar de 1964.

La decisión, según se publicó en el Diario Oficial de la Unión (Boletín Oficial), se funda en que el homenaje se inspira en "prácticas disonantes de las ambiciones de un Estado Democrático".

La propuesta aprobada por los parlamentarios quería dar el nombre de Goulart a un trecho de 3.500 kilómetros de la carretera que une la capital del país, Brasilia (centro-oeste), con Belém (norte).

El mandatario añade que la medida es "inoportuna" por ignorar las peculiaridades de cada estado y porque no estaría alineada con los anhelos y expectativas de la población.

Bolsonaro siempre defendió públicamente el golpe de 1964, que inauguró la dictadura militar que duró hasta 1985, limitó las libertades y provocó cientos de muertos y desaparecidos.

Goulart, conocido popularmente como "Jango", asumió la presidencia en 1961, tras la dimisión de Jânio Quadros, y fue depuesto en 1964 por los militares. (Télam)

Click to enlarge
A fallback.