El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, repudió hoy la ocupación de movimientos sociales de la sede de la Bolsa de Valores de San Pablo (Bovespa) y acusó de las situaciones de hambre en el país a quienes defendieron la cuarentenas y el confinamiento.

"Hoy vimos un pequeño ejemplo de la izquierda, sobre cómo se comporta ante la iniciativa privada", dijo Bolsonaro en su transmisión en vivo por Facebook, aislado desde el miércoles.

El Movimiento de trabajadores sin techo (Mtst), uno de cuyos líderes es el ex candidato presidencial izquierdista Guilherme Boulos, ocupó hoy el salón de neogciaciones del bovespa para denunciar el programa económico del gobierno y repudiar la inflación de alimentos.

"Boulos dijo que la protesta era contra el hambre y el desempleo. Eso vino porque la izquierda apoyó el confinamiento, que la gente se quedara en casa. Hay hambre en Brasil pero la inflación de alimentos es un fenómeno mundial", dijo Bolsonaro.

Es la primera aparición desde que regresó el miércoles por la mañana desde Nueva York, luego de abrir la Asamblea General de la ONU, un viaje accidentado porque debió quedarse a hacer cuarentena el ministro de Salud, Marcelo Queiroga, quien fue diagnosticado por Covid-19.

El jefe del Estado, entonces, debe pasar al menos cinco días aislado en el Palacio de la Alvorada, así como el resto de su comitiva, para ser sometido a un examen PCR el fin de semana.

Bolsonaro reivindicó no haber recibido la vacuna por decisión propia.

"Mi ministro de Salud usa barbijo y fue inmunizado y adquirió el virus", dijo Bolsonaro, quien contó que habló en la reunión bilateral que mantuvo con el premier británico, Boris Johnson.

"Johnson en la reunión me pidió una mayor apertura para el ingreso del whisky en Brasil. La verdad que yo dije que eso lo regulaba el propio mercado", reveló el excapitán del Ejército.

Como Johnson le recomendó vacunarse, Bolsonaro le respondió que le apostaba una botella de whisky para determinar si el,sin vacuna y expaciente de Covid-19, tenía más anticuerpos que Johnson, vacunado con AstraZeneca.

Bolsonaro, durante una hora de su programa por Facebook, defendió las políticas de su gobierno y desconoció por "falta de credibilidad" las encuestas que lo dan derrotado a 25 puntos para las elecciones de 2022 ante el líder opositor Luiz Inácio Lula da Silva. (Télam)