El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, pidió hoy, durante una cumbre virtual por los 30 años del Mercosur, que "la regla del consenso" dentro del bloque de países sudamericanos no se convierta en un "veto permanente".

En un discurso por videoconferencia, Bolsonaro aseguró que "la regla del consenso no puede ser una herramienta de freno o de veto permanente", y pidió el apoyo del resto de países del Mercosur para ampliar las negociaciones comerciales con otros países.

El presidente brasileño afirmó que el Mercosur tiene que dar ejemplo con "resultados concretos" e impulsar un nuevo ciclo virtuoso que genere empleo y renta para sus ciudadanos, informó la agencia de noticias Sputnik.

Además, pidió modernizar el bloque actualizando los aranceles y tarifas externas comunes, profundizar el regionalismo incorporando a los sectores económicos que aún están al margen del comercio intrabloque y superar las "brechas" en los sectores del automóvil y el azúcar.

El líder brasileño remarcó que los países del Mercosur deben estar listos para la cuarta revolución industrial y "ocupar el espacio" que les corresponde en las grandes cadenas del comercio internacional.

Las primeras palabras de Bolsonaro fueron para expresar su "profundo duelo" por la pérdida de vidas debido a la pandemia de coronavirus.

En su breve discurso, el mandatario de Brasil estuvo acompañado del ministro de Economía, Paulo Guedes, y del de Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo.

La reunión, organizada desde Buenos Aires por ejercer la Argentina la presidencia pro témpore del bloque, se desarrolló con los presidentes de los países miembros plenos: el argentino Alberto Fernández, el brasileño Bolsonaro, el paraguayo Mario Abdo Benítez y el uruguayo Luis Lacalle Pou.

Participaban también los mandatarios de Chile, Sebastián Piñera, como Estado asociado, y de Bolivia, Luis Arce, en proceso de incorporación plena al bloque. (Télam)