El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sufre una obstrucción intenstinal por la cual está siendo llevado esta tarde desde Brasilia a un hospital privado en San Pablo, donde se definirá si se le realizará una cirugía de emergencia, luego de haber sufrido una crisis de hipo que dura 13 días con dolores abdominales, informó la Secretaría de Comunicación Social del Gobierno.

Bolsonaro fue internado esta madrugada por dolores abdominales en el Hospital de las Fuerzas Armadas de Brasilia y su traslado fue definido por el médico Antonio Macedo, responsable por las cinco operaciones realizada al mandatario luego de haber recibido un atentado con cuchillo en el estómago en la campaña presidencial de 2018. (Télam)