El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, advirtió hoy sobre una eventual situación de caos social inminente a raíz del toque de queda nocturno y cuarentenas estrictas adoptadas por los gobernadores para enfrentar el colapso hospitalario por la explosión de contagios y muertes por coronavirus.

Además, durante una transmisión en vivo por la televisión oficial con legisladores, puso en duda la cantidad de muertos por Covid-19.

"¿Hasta cuando resistirá nuestra economía? Porque si colapsa, será un desgracia. Podremos tener en breve invasión a supermercados, prenderán fuego a los colectivos, huelgas, piquetes, cortes de ruta. ¿Donde vamos a llegar'", afirmó el mandatario, gritando, al lado del ministro de Economía, Paulo Guedes.

Bolsonaro reaccionó así al comentar el toque de queda nocturno decretado por el gobierno de Brasilia y el ingreso a la fase de emergencia del estado de San Pablo, con suspensión de casi todas las actividades debido a que están al borde del colapso de camas de terapia intensiva para enfermos de la segunda ola de Covid-19.

Bolsonaro dijo que hay casos de suicidios por depresión y desempleo y se quejó de que "ya no se habla más de atender cáncer u otras enfermedades".

"Me llegaron casos de que el médico pone como motivo de muerte 'sospecha de Covid' y se suma a la lista de muertos por Covid", dijo el mandatario.

"Lamento esta desgracia que se abatió sobre el mundo pero hay que mirar para adelante", afirmó.

También calificó de "estado de sitio" las medidas adoptadas por los gobernadores, aunque esta es una potestad solo del presidente de la República con autorización del Congreso.

El mandatario recordó que el año pasado el Gobierno ejecutó la ayuda económica a 65 millones de personas por determinación de una ley del Congreso, que está aprobando en estas horas una nueva ayuda por cuatro meses para la población más vulnerable. (Télam)