El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó hoy que Cuba reprimió con "balas de goma y detenciones" las manifestaciones a favor de "alimentos, electricidad y libertad", al comentar las protestas registradas el domingo en el país caribeño.

Bolsonaro aprovechó para vincular la manifestaciones del domingo en Cuba a Venezuela, donde según el "no hay más perros ni gatos porque se los comen" por falta de alimento.

"Ayer fue muy triste por lo ocurrido en Cuba. Mucha gente cree que nunca tendremos una situación como esa, que nunca llegaremos a ser Venezuela, que no tendremos problemas como tienen otros países. Fueron a pedir alimento, electricidad y libertad. Y hay gente en Brasil que apoya a Cuba, que apoya a Venezuela", dijo el mandatario de ultraderecha.

Sin mencionar el bloqueo de Estados Unidos a Cuba, el gobernante de la mayor economía latinoamericana afirmó, en un mensaje a la oposición, que "existen grupos en Brasil que quieren vivir como los cubanos, como los venezolanos", durante un diálogo con seguidores en el Palacio de la Alvorada.

Bolsonaro, aliado del expresidente estadounidense Donald Trumpo, dijo que apenas la industria del tabaco funciona en Cuba y "es dominada por la élite que gobierna el país".

En una referencia a la oposición brasileña, el mandatario aseguró que "hay gente en Brasil que iba a Cuba a tomar champaña con Fidel Castro, que iba a tomar whisky con Nicolás Maduro".

El mandatario sostuvo que "el comunismo busca la igualdad de la pobreza".

En otro orden, también fustigó a la encuesta Datafolha del fin de semana que pone al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva como vencedor en primera y segunda vuelta frente a Bolsonaro enlas eleccinoes de octubre de 22.

"Les faltó pagar un poco más para que le den no 60% de intención de voto, sino 70, 80", dijo, y volvió a alentar el fantasma de un supuesto fraude que se estaría preparando en su contra.

Las encuestas están "compradas", acusó. (Télam)