El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó hoy que quiere posicionarse como el mandatario brasileño con más cercanía a Estados Unidos y continuar la agenda bilateral que había iniciado con el expresidente republicano Donald Trump con el demócrata Joe Biden, con quien se reunirá 30 minutos en el marco de la Cumbre de las Américas que se desarrollará en Los Angeles en junio.

"Estoy yendo para hablar con Biden de lo tratado con Trump, para seguir la política que teníamos, por el bien de nuestros pueblos. Le dije al enviado de Biden que soy el presidente de Brasil de los últimos tiempos que más admira y respeta al pueblo de Estados Unidos", dijo Bolsonaro.

"No iré apenas para sacarme la foto", afirmó Bolsonaro el día después de que la encuesta Datafolha lo colocó como vencido en la primera vuelta electoral del 2 de octubre ante el líder opositor y exmandatario Luiz Inácio Lula da SIlva.

En un discurso ofrecido ante la conferencia de la iglesia evangelista Asamblea de Dios en Goiania, Bolsonaro contó que pidió tener al menos de 30 minutos de reunión con Biden para aceptar participar de la cumbre de las Américas que se inicia el 6 de junio en Los Angeles, al comentar la visita que hizo el enviado de la Casa Blanca, Christopher Dodd, a Brasilia.

"Estaré en dos semanas en la Cumbre de las Américas, después de conversar con el enviado especial del presidente Biden. Pregunté como sería el tratamiento a ser dado a uno de los países más importantes del mundo, que es Brasil. Dije que no iba a ir para sacarme la foto. Dije si se podía tener al menos 30 minutos con él, que había estado tres horas en Moscú con Vladimir Putin", reveló.

El mandatario de ultraderecha dijo que le dijo al enviado de Biden que es el jefe de Estado brasileño "que más admira y respeta al pueblo estadounidense".

En referencia a la necesidad de tener la primera reunión bilateral con el jefe de la Casa Blanca, explicó que decidió viajar porque "no se puede seguir así".

Bolsonaro es un seguidor y admirador de Trump y fue el último gobernante del G-20 en aceptar la victoria de Biden tras avalar las denuncias falsas de fraude de parte del Partido Republicano estadounidense en las elecciones de 2020.

En el discurso, Bolsonaro hizo declaraciones de tono electoral contra el Supremo Tribunal Federal y el Partido de los Trabajadores de Lula y, ante el público evangélico, afirmó que "gobierna junto con Dios".

Por otra parte, afirmó que norteamericanos y europeos "dan opiniones interesadas" sobre el medio ambiente en la selva amazónica.

Y, aseguró que respeta al presidente Putin por haber defendido la soberanía brasileña sobre la selva amazónica públicamente en reuniones del G-20.

"Hay mucho que hacen críticas porque están interesados en la Amazonía", dijo Bolsonaro, quien destacó la visita que realizó el multimillonario Elon Musk para ofrecer sus servicios satelitales para monitorear "la realidad y combatir las mentiras" que se dicen sobre la devastación amazónica. (Télam)