El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, advirtió hoy que la ayuda económica por el coronavirus no podrá extenderse más allá de este año y criticó a quienes así lo "pretenden".

"Algunas personas quieren perpetuar los beneficios sociales, pero nadie vive así", remarcó el mandatario durante un discurso en la represa hidroeléctrica binacional de Itaipú que comparte con Paraguay, hasta donde se desplazó a su vez su par guaraní, Mario Abdo Benítez.

"Necesitamos tener el coraje de tomar decisiones; peor que una decisión mal tomada es la indecisión", proclamó el gobernante ultraderechista, citado por medios locales y la agencia de noticias Europa Press.

Brasil invirtió millones de dólares en ayudas de emergencia por la pandemia y si bien esas medidas ayudaron a estabilizar la demanda de los consumidores, los inversionistas están preocupados por cómo impactarán en la economía.

Al respecto, el ministro de Economía, Paulo Guedes, y el presidente del Banco Central, Roberto Campos Neto, instaron reiteradamente al Gobierno a que vuelva a la austeridad fiscal para garantizar la confianza de los inversionistas.

Se presentaron varias propuestas de reducción de costos al Congreso, pero hasta ahora han avanzado poco debido a que los legisladores se centraron en las elecciones municipales del mes pasado.

Brasil es el tercer país más afectado por la enfermedad, detrás de Estados Unidos e India con casi 6,5 millones de casos y 175.000 muertes, pese a lo cual Bolsonaro sigue insistiendo en minimizar la letalidad del patógeno y despreciar toda medida de cuidado y prevención. (Télam)