La vacunación contra el coronavirus en Bolivia, que reporta más de 285.000 casos y casi 12.600 muertes, llegó hoy a las cárceles situadas en localidades cercanas a Brasil, país con el que mantiene cerradas las fronteras debido a la expansión de la variante del virus.

La inmunización responde a una recomendación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de "priorizar la vacunación" de sectores vulnerables como los "privados de libertad", dijo el director general de Régimen Penitenciario, Juan Carlos Limpias, según la agencia estatal de noticias ABI.

El funcionario precisó que ya fueron vacunados 67 reclusos del penal de Puerto Suárez, una localidad de la región boliviana de Santa Cruz situada en la frontera con Brasil, y se preveía inmunizar a otros 380 en la cárcel de Villa Busch, en la ciudad amazónica de Cobija, también limítrofe.

Además de las zonas fronterizas, se dará prioridad a las regiones donde se establecieron "encapsulamientos" carcelarios para evitar los contagios de Covid-19, indicó.

Limpias señaló que en la segunda ola de la pandemia que azotó el país desde fines de diciembre se registraron 149 casos, de los que continuaban activos 34, y dos fallecidos.

Los penales que fueron "encapsulados" están en las regiones de Santa Cruz, La Paz, Cochabamba, Beni y Pando, donde se aplicaron "rastrillajes" para detectar casos positivos asintomáticos en coordinación con los servicios departamentales de salud, agregó.

Las 48 penitenciarías de Bolivia tienen cerca de 18.000 reclusos, muy por encima de su capacidad, por problemas endémicos como el retraso en la Justicia, pues más del 60% de los reos esperan sentencia.

Bolivia acumulaba 285.291 casos confirmados de coronavirus y 12.519 muertes por la enfermedad desde el comienzo de la pandemia. (Télam)