Bolivia extendió hasta el 31 de mayo la prohibición de ingreso al país de viajeros procedentes de Europa a fin de impedir la entrada de nuevas cepas de coronavirus que compliquen aún más su grave situación pandémica, anunció hoy el presidente, Luis Arce.

"Para prevenir el posible ingreso de nuevas cepas de Covid-19 al territorio nacional, ampliamos la suspensión de vuelos, procedentes de Europa, hasta el 31 de mayo de 2021", escribió el mandatario desde su cuenta en Twitter.

Los viajeros de otros países pueden ingresar, pero bajo condición de testeos de resultado negativo.

Bolivia dictó una primera prohibición en diciembre de 2020 y la prolongó en febrero pasado tras informaciones desde Europa, en particular del Reino Unido de la aparición de una nueva variación, más agresiva que la original.

Con 11 millones de habitantes, el país andino reporta más de 260.980 contagiados, casi 12.000 fallecidos y oficialmente no informó de casos del virus con mutaciones.

El Ministerio de Salud señaló que Bolivia pasa por una segunda ola, aunque en situación descendente.

El país arrancó a fines de febrero con la vacunación de su personal médico y de personas con patologías de riesgo, como males renales o cáncer, con 500.000 dosis de la empresa china Sinopharm y un primer lote de 200.000 de la pionera rusa Sputnik V y planea concluirla en septiembre para toda su población.

Además de los inmunizantes chinos, La Paz recibirá 15,2 millones de dosis: 5,2 millones de la firma rusa y unos 10 millones de la británica AstraZeneca.

(Télam)