Bolivia prevé concluir en septiembre la vacunación general contra el coronavirus, que arrancaría, a más tardar, en la primera semana de marzo, informó esta noche el Gobierno.

"Podríamos estar terminando todo el proceso de vacunación cerca de septiembre si se cumplen todas las previsiones, en coordinación con los gobiernos regionales", dijo en conferencia de prensa la viceministra de Vigilancia Epidemiológica, María Reneé Castro.

La funcionaria hizo el anuncio mientras se confirmaba que la aerolínea estatal Boliviana de Aviación (BoA) envió ya a Beijing un avión para recoger medio millón de dosis de la vacuna Sinovac, producida por la firma china Sinopharm, cargamento con el cual el Ejecutivo pretende iniciar la inoculación masiva.

El Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), oficina estatal que supervisa las vacunaciones, dijo la semana pasada que estaba completando medidas administrativas y técnicas, así como alianzas con gobiernos subnacionales, universidades, fuerzas armadas y otras instituciones para la inmunización general.

El PAI, que opera la cadena nacional de frío que se utiliza para el almacenamiento y la distribución de los fármacos, indicó que prevé sumar establecimientos públicos y privados para vacunar a unas 80.000 personas por día, consignaron medios locales y la agencia de noticias Sputnik.

A ese ritmo, el Gobierno alcanzaría hasta septiembre la meta de aplicación de doble dosis a toda la población mayor de 18 años.

Castro ratificó esa meta, aunque no estaba confirmado el programa de recepción de las más de 15 millones de dosis de vacunas necesarias para la inmunización.

Hasta hoy, se tenía certeza solo del inminente arribo de los antídotos chinos, que se sumarían a la partida piloto de 20.000 dosis del la pionera vacuna rusa Sputnik V que llegaron a fines de enero y ya fueron aplicadas entre personal de terapia intensiva.

Bolivia compró poco más de 10 millones de dosis de Sputnik V, AstraZeneca y Shinopharm, previendo recibir unos cinco millones adicionales de vacunas AstraZeneca y Pfizer del programa mundial Covax.

La inmunización cubriría entre 7,2 y 7,9 millones de personas, según informes oficiales.

La nación del altiplano registra 242.000 contagios y 11.441 muertes, según el último reporte sanitario. (Télam)