El Gobierno de Bolivia decidió extender hasta el 31 de diciembre los controles de circulación y viajes internacionales y medidas de vigilancia epidemiológica vigentes desde principios de año para enfrentar la pandemia de coronavirus.

Así lo anunció hoy el presidente, Luis Arce, quien escribió en Twitter que se tomó esa decisión "para precautelar la salud y vida de la población boliviana".

La determinación fue anunciada mientras el sistema sanitario se prepara para una posible cuarta ola de contagios de Covid-19 en medio de disputas entre autoridades regionales que hablan ya de un aumento de casos y el Ministerio de Salud, que sostiene que esa situación todavía no se ha presentado.

La ampliación de las restricciones de circulación y de controles fronterizos, vigentes desde enero, iba a tono con reiterados anuncios gubernamentales de que no se impondrá de nuevo en Bolivia un régimen de cuarentena general estricta como el que hubo en 2020, durante la primera etapa de la pandemia.

Bolivia acumula más de 489.000 casos de coronavirus, incluyendo más de 18.300 muertes. (Télam)