Las elecciones departamentales y municipales de Bolivia se realizarán el 7 de marzo, según ratificó hoy el titular del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, quien consideró que el país ya aprendió de su pasada experiencia como para organizar un proceso en medio de la pandemia de coronavirus.

“Hemos aprendido algunas lecciones los órganos electorales, los sistemas políticos y de salud, de cómo preservar la salud en los procesos electorales y, por lo tanto, hacemos un esfuerzo para mantener las fechas de la elección, pero aplicando protocolos de seguridad sanitaria”, remarcó Romero, que buscó de esa manera despejar las versiones sobre una eventual suspensión de la compulsa.

En charla con La Razón Radio, Romero insistió en la conveniencia de hacer las elecciones, en las que los bolivianos elegirán a los gobernadores de sus nueve departamentos y alcaldes de unos 300 municipios, entre otros 5.000 cargos.

El lunes, la Sala Constitucional Cuarta del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz admitió el recurso de Acción Popular contra el TSE y las presidencias de la Asamblea Legislativa que reclama que se postergue el acto electoral.

Romero dio por hecho que el TSE irá a la audiencia judicial convocada para el lunes próximo para exponer los argumentos a favor de seguir con el proceso.

“El lunes, el Tribunal Supremo Electoral acudirá a la audiencia con los argumentos técnicos y jurídicos pertinentes”, destacó el vocal.

El presidente del TSE remarcó que aunque en 2020 Bolivia y otros países debieron postergar algunas elecciones por la pandemia se debió a que se estaba ante un fenómeno nuevo, que exigía un tiempo de adaptación para los sistemas políticos y órganos electorales.

“En 2021 vemos una situación diferente. Los países están haciendo un esfuerzo para mantener la fecha de sus elecciones; es el caso de Ecuador, que acude este domingo a elegir presidente; de El Salvador, que tiene una elección municipal y legislativa a fin de mes; de Honduras, que tiene una elección primaria a mediados de marzo, y de Perú, que elegirá presidente el 11 de abril”, ejemplificó.

El vocal ratificó “tres grandes líneas de acción” para la jornada: la primera, mantener las 7 medidas de seguridad sanitarias ya usadas en octubre del año pasado, cuando ganó Luis Arce las elecciones; la segunda, protocolos específicos en la capacitación de jurados electorales; y la tercera, el llamado a 30 partidos y alianzas a comprometerse a una campaña electoral segura. (Télam)