El gobierno de Bolivia decidió aplicar una tercera dosis de vacunas contra el coronavirus a los mayores de 60 años y personas con enfermedades de base, anunció hoy el presidente Luis Arce, en medio de una caída en el ritmo de la campaña de inmunización.

"Estamos haciendo las gestiones para garantizar que en el país se aplique una tercera dosis de refuerzo a personas con enfermedad de base y mayores de 60 años en el país; esto va a implicar una aplicación de más de un millón de nuevas terceras dosis", detalló Arce en un acto el departamento amazónico Pando, en el norte del país.

El anuncio se produjo en medio de una drástica caída en el ritmo de inoculación, que la semana pasada marcó un promedio de 18.400 aplicaciones diarias, pese a que el país dispone de fármacos suficientes para toda su población objetivo, según informes oficiales.

La decisión a favor de la tercera dosis fue tomada "observando e investigando varios estudios científicos que han estado saliendo en las últimas semanas", explicó Arce, según la agencia de noticias AFP.

De acuerdo con el mandatario, esos estudios establecieron que "el potencial de riesgo en personas mayores y que tienen enfermedades de base de contraer la Covid-19 es extremadamente alto".

También se respaldó también en consideraciones científicas al anunciar la semana pasada la ampliación de la vacunación a los jóvenes de 16 y 17 años.

Click to enlarge
A fallback.

El gobierno de Bolivia se propuso inicialmente vacunar con doble dosis contra la Covid-19, o una sola dosis en el caso de la vacuna de Johnson & Johnson, a toda su población mayor de 18 años, que está estimada en unos 7,2 millones de personas.

Para ello, el país había logrado hasta la semana pasada un suministro total de más de 14 millones de dosis, de las cuales más de la mitad están todavía disponibles.

Hasta ayer se habían aplicado en Bolivia casi siete millones de dosis de vacunas contra el coronavirus, de las cuales la mitad fueron primeras dosis y el saldo segundas dosis o vacunas unidosis.

La provisión de las vacunas está a cargo del gobierno nacional y su aplicación corresponde a las administraciones departamentales y municipales. (Télam)