Bolivia analizará si mantiene o levanta el cierre de la frontera con Brasil en función del avance de las cifras de contagios en el gigante sudamericano y en las poblaciones propias de la zona y atendiendo a la situación de los ciudadanos cuya actividad económica está atada al comercio, anunció hoy el vocero presidencial, Jorge Richter.

“Hoy en día, en Brasil el virus prevalente es lo que se llama la variante Manaos y Río de Janeiro, que tienen características muy específicas y particulares; sobre esa realidad se van asumiendo las decisiones”, explicó Ritcher en una entrevista con Correo del Sur Radio.

El funcionario adelantó que el Ejecutivo buscará en principio establecer un cordón de contención en el tema fronterizo, con estudios de secuenciación para conocer cuál es la característica del virus prevalente en los países limítrofes.

“La pandemia tiene ciertos comportamientos que, al momento, son imprevistos, que están en función también a los comportamientos de la población; en función de esto, lo que se realizan son evaluaciones y análisis entre siete y 10 días, de forma permanente, para poder ir asumiendo decisiones de lo que va a suceder”, agregó.

Remarcó además que aunque el control fronterizo y las medidas de contención son estrictas, se pretende también no atentar contra las personas que habitan en las fronteras del país y que viven del comercio.

“Tenemos una amplia frontera con algo más de 1.100.000 personas que están en situación de frontera y que tienen su actividad económica ahí; hay que ser en ello cuidadoso de esas actividades de la gente, porque ahí tenemos familias, tenemos economías, dependiendo de la actividad en frontera”, subrayó, según la estatal agencia ABI.

Por eso es que el presidente Luis Arce ordenó que el plan de vacunación priorice las zonas de frontera, además de disponer los controles minuciosos con pruebas PCR negativas para quienes ingresan al territorio boliviano.

Bolivia cerró el viernes 2 sus pasos fronterizos con Brasil, en principio por una semana, después de que varias poblaciones limítrofes con estados brasileños reportaron un aumento de contagiados por coronavirus.

Por otra parte, está vigente hasta fin de mes el decreto que regula las medidas de contención de la pandemia, y que habilita a los gobiernos subregionales a reglamentar horarios de atención de centros comerciales, eventos sociales, deportivos y culturales, bares y discotecas. (Télam)