La Fiscalía de Bolivia decidió ampliar la investigación contra el detenido gobernador del departamento de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, arrestado desde finales de diciembre, ahora por presunto cohecho activo y seducción de tropas para usurpar un mando o favorecer una rebelión.

Hasta ahora, Camacho estaba siendo juzgado por terrorismo en grado de autoría por su rol en el golpe de Estado contra Evo Morales, en noviembre de 2019.

“Señor juez, a efectos de control jurisdiccional pongo en conocimiento que el 4 de enero de 2023 se ha presentado memorial de ampliación de denuncia contra Luis Fernando Camacho por la presunta comisión de los delitos de cohecho activo y seducción de tropas”, señala parte del documento de la Fiscalía, divulgado por BTV.

Las autoridades bolivianas trasladaron la nueva acusación al Juzgado Décimo de Instrucción Penal Cautelar de La Paz, al que le corresponde el proceso abierto contra Camacho, que cumple prisión preventiva de cuatro meses en la cárcel de máxima seguridad de Chonchocoro.

Camacho es el gobernador de la región más rica de Bolivia, bastión opositor de la derecha y escenario en el último mes de nuevas protestas y bloqueos en reclamo de que el censo nacional se hiciera en 2023.

La ampliación de denuncia fue solicitada por el Ministerio de Gobierno, la Procuraduría General del Estado, el Ministerio Público y la exdiputada del MAS Lidia Patty, iniciadora de la causa.

La anterior semana, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, había anticipado que se pediría a la Fiscalía ampliar su investigación contra Camacho.

La figura de seducción de tropas está penada en el artículo 125 del Código penal, y remite a quien “sedujere tropas o usurpare el mando de ellas o retuviere ilegalmente un mando político o militar, para cometer una rebelión o una sedición”.

Hoy, Del Castillo adelantó que solicitarán incluir a “otros sujetos” en el caso, en referencia a quienes presuntamente recibieron dinero durante la crisis del 2019.

“Si se está investigando en contra de esta persona dos nuevos delitos que habrían ocurrido en la gestión 2019, también se tiene que investigar a quienes recibieron este dinero. Por tanto, el Ministerio de Gobierno, como parte acusadora dentro de este caso, va a solicitar la ampliación en contra de otros sujetos dentro de esta investigación”, manifestó el ministro, según el diario Página Siete.

El funcionario detalló que “mínimamente” se espera que se investigue al excomandante de la Fuerza Aérea Jorge Terceros, por la presunta recepción de recursos por parte de Camacho más de tres años atrás.

La autoridad habló de “grandes movimiento económicos” que supuestamente se realizaron en los días que rodearon a la renuncia forzada de Morales.

“El Ministerio Público ha solicitado un informe a la unidad de investigaciones financieras y esperamos que este informe sea arribado al cuaderno de investigación en los próximos días para que el pueblo tenga conocimiento de los grandes movimientos económicos que se realizaron días previos, el día y día posterior al golpe de Estado”, indicó.

La defensa de Terceros afirmó que ese dinero era para el traslado de asambleístas para que sesionen y pacifiquen al país y responsabilizó al entonces comandante de las Fuerzas Armadas, Williams Kaliman, por canalizar esas transferencias.

En julio de 2021, Terceros fue aprehendido por el caso golpe de Estado, que luego se desdobló de dos procesos.

En el caso golpe II, el exjefe militar se sometió a proceso abreviado, admitió su culpa en grado de complicidad y recibió una sentencia de tres años de prisión.

Ese tiempo de condena no amerita el cumplimiento de su pena tras las rejas, pero el militar no salió de la cárcel, debido a que pesaba en su contra otra detención preventiva por el caso golpe I.


(Télam)