La capital de Colombia, Bogotá, pasó hoy de alerta amarilla a naranja debido al aumento en la ocupación de las camas de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) por contagios de coronavirus registrados en los últimos días, informó su alcaldesa, Claudia López.

"Antes de irnos al descanso de Semana Santa, Bogotá presentaba una ocupación UCI para Covid del 55%, solo cinco días después amanecemos con una ocupación del 64%, lo cual presiona la capacidad hospitalaria y nos ubica en una alerta naranja", explicó López en declaraciones a la prensa.

La funcionaria agregó que la situación "obliga a tomar nuevas medidas" y prepararse "para evitar un dramático tercer pico en la última semana de abril".

Hace una semana, López señaló que Bogotá ya estaba en el tercer pico de la enfermedad, pero el Gobierno presidido por Iván Duque evitó pronunciarse al respecto.

Tras el anuncio, la Secretaria Distrital de Salud de Bogotá emitió una resolución que ordena a los organismos prestadores de servicios de salud a suspender y reprogramar los procedimientos de mediana y alta complejidad que puedan requerir unidad de cuidados intensivos a fin de poder atender emergencias.

"Vamos a trabajar hoy para tres cosas: ir habilitando cada semana entre 150 y 160 UCI adicionales, maximizar el número de pruebas y maximizar el cerco epidemiológico", agregó López, citado por la agencia de noticias Sputnik.

Asimismo, la alcaldesa informó que las solicitudes de pacientes para ingresar a UCI pasaron del 52% en promedio diarias a 114, es decir, el mismo nivel de diciembre, cuando se presentó el segundo pico de la pandemia.

López mantiene una serie de reuniones con representantes de los sistemas de salud para coordinar nuevas acciones y buscar contener la transmisión comunitaria.

A la vez, pidió que aquellas personas que salieron o realizaron reuniones sociales en Semana Santa realicen aislamiento voluntario mínimo de siete días para prevenir posibles nuevos contagios.

Bogotá, con 693.578 casos, permanece como la ciudad con la mayor cantidad de enfermos de Covid-19 desde que se conoció del primer positivo en el país, el 6 de marzo de 2020.

Colombia, que tuvo que endurecer el toque de queda, presenta 2,45 millones de infectados y casi 65.000 muertes, según el último reporte sanitario en tanto la Cruz Roja advirtió días atrás que la pandemia agravó conflictos y sus efectos humanitarios en el país sudamericano. (Télam)