Unos ocho millones de habitantes de la capital colombiana, Bogotá, empezaron hoy un cierre total que estará vigente al menos hasta el lunes para frenar el avance del coronavirus.

La restricción en Bogotá se suma a los toques de queda nocturnos impuestos por el Gobierno nacional esta semana en las ciudades de Medellín, Cali, Barranquilla y Santa Marta, donde el sistema de salud está operando al límite.

Las personas que viven en la capital solo podrán salir a la calle para abastecerse, ir al médico, realizar actividades esenciales o de cuidado, hacer ejercicio una hora y sacar a pasear a la mascota, precisó el diario local El Tiempo.

Durante los días de cuarentena están prohibidas las reuniones y fiestas familiares. Tampoco se permite la venta y el consumo de alcohol en zonas públicas, excepto a través de servicios a domicilio o si consume dentro de la vivienda.

Quienes intenten viajar fuera de la ciudad o ingresar a ella sin estar exceptuados o no puedan demostrar motivos de fuerza mayor se exponen a sanciones de hasta 1,5 millones de pesos (unos 38.000 pesos argentinos).

En Cali, en tanto, las autoridades endurecieron las restricciones para el fin de semana, después de que el jueves se reportaran casi 800 contagios y siete muertes.

“Tenemos toque de queda desde las ocho de la noche. Eso es un toque de queda que mantendremos y es un tema que no puede ser vulnerado, también se prohíben los eventos masivos en los ríos de Cali”, informó ayer el alcalde, Jorge Iván Ospina, y agregó que habrá ley seca durante el fin de semana hasta las 5 del lunes.

Desde finales de marzo las autoridades colombianas impusieron y endurecieron restricciones nocturnas en un esfuerzo por atajar el nuevo brote de coronavirus.

Sin embargo, los contagios y muertes por Covid-19 mantuvieron una curva ascendente y preocupa el efecto que pueda tener el reciente feriado religioso de Semana Santa, fecha de importante actividad turística en Colombia.

Hasta ahora, el país administró al menos una dosis de vacunas contra el coronavirus a 2,8 millones de personas mientras que 640.000 recibieron ambas dosis, lo que equivale al 1,3% de la población.

Colombia es el segundo país con más casos de coronavirus en Latinoamérica, con 2,5 millones de positivos, por detrás de Brasil, y el tercero con más fallecimientos, con más de 65.000, tras el gigante sudamericano y México. (Télam)