El Gobierno de Colombia arremetió hoy contra las manifestaciones sociales que comenzaron el 28 de abril en el marco de un paro nacional impulsado por las principales centrales obreras, al decir que los bloqueos de rutas significaron pérdidas de 3.287 millones de dólares para este país, cuyo crecimiento económico se redujo 1,1%.

"Esta semana se le presentó a la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que visita el país ante denuncias de violación de DDHH por la fuerza pública) el grave impacto que generaron los bloqueos para los ciudadanos: 11,9 billones en pérdidas económicas, el crecimiento económico cayó 1,1% anual", dijo el ministro de Defensa, Diego Molano, en un video difundido por su despacho.

La misión de la CIDH, que llegó el martes a Colombia, analizará 584 presuntas violaciones de los derechos humanos cometidas durante las protestas, la mayoría a manos de la fuerza pública.

El Comité Nacional del Paro (CNP), que desde el 28 de abril lidera manifestaciones en toda Colombia, entregó a la CIDH un informe sobre las movilizaciones en el país, en el que detalla las razones de la protesta, exige garantías para que éstas se desarrollen y critica la feroz respuesta represiva del Gobierno nacional.

Según Molano, como consecuencia del paro, 66.000 personas perdieron sus empleos y se presentan "graves afectaciones al sector salud, infraestructura pública y privada, civiles y policías muertos o lesionados", informó la agencia de noticias Sputnik.

Ayer se produjeron nuevas movilizaciones en el país, que se saldaron con algo menos de 70 heridos en Bogotá.

El ministro también indicó que en la actualidad se mantienen cuatro bloqueos, en los departamentos del Valle del Cauca (suroeste) y Norte de Santander (nordeste), que afectan el abastecimiento en algunas ciudades.

El CNP también solicitó a las instituciones acompañantes (Misión de verificación de la ONU, oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y la Conferencia Episcopal) que verifiquen la reducción de los cortes de vía en el país y entreguen un informe a las partes en la siguiente reunión.

"De la semana pasada a esta los bloqueos bajaron en un 40%, gracias a la mediación de Gobierno Nacional, regionales y acciones directas de la Fuerza Pública", dijo Molano.

Por último, indicó que más de 350.000 toneladas llegaron a su destino desde el puerto de Buenaventura (Pacífico, suroeste) por medio de caravanas acompañadas por la policía.

El documento de 25 páginas distribuido a la prensa señala que el CNP ratifica su voluntad de llegar a un acuerdo por la vía del diálogo y la negociación, además de criticar la negativa del Gobierno del presidente Iván Duque de firmar el preacuerdo de garantías para la protesta pacífica del 24 de mayo.

Entre los punto centrales del texto, la CNP señala que hizo una propuesta al Gobierno en el que exige derogar el decreto 575, que militariza la represión, y exige respetar los derechos humanos. (Télam)