El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Antony Blinken, comenzó hoy una gira oficial en México, donde tiene previsto reunirse con el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien señaló que no hay una agenda predeterminada para el encuentro, que espera se dé en un ambiente de "respeto" pese a las disputas comerciales vigentes.

"No hay una agenda definida para que yo trate, ni él trae una agenda especial (...), es para atender asuntos de interés para las dos naciones", dijo AMLO, como se conoce al mandatario mexicano, durante su habitual conferencia de prensa, informó la agencia AFP.

La visita de Blinken, quien llegó en la mañana para copresidir la segunda reunión anual del Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN) entre representantes de México y Estados Unidos, ocurre cuando ambos países mantienen una disputa sobre la política energética del gobierno de López Obrador.

La controversia planteada en julio por Estados Unidos y Canadá, en el marco del acuerdo comercial regional T-MEC, alega que las reformas legislativas de López Obrador al sector eléctrico mexicano limitan la participación extranjera en detrimento de sus empresas.

AMLO considera que los reclamos, principalmente los estadounidenses, son injustificados y rechaza que gobiernos extranjeros opinen sobre leyes nacionales.

El mandatario mexicano no descartó que la disputa energética sea abordada con Blinken, aunque destacó la "buena respuesta" que recibió del presidente estadounidense, Joe Biden, en una carta que éste le envió días atrás.

Y aseguró que esa misiva lo hizo desistir de su intención de responder a Estados Unidos sobre el diferendo energético durante su discurso protocolar del próximo viernes, cuando se celebrará un desfile militar por las fiestas patrias mexicanas.

"Hay un tono distinto, una actitud de respeto", sostuvo López Obrador sobre el carácter de la carta, en comparación con los términos del reclamo comercial estadounidense que "no fue el más diplomático ni lo que merecemos".

"Estimamos la actitud respetuosa del presidente Biden y por eso no tiene caso seguir alentando diferencias", subrayó.

En la reunión con Blinken en el palacio presidencial también participará el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, que esta mañana recibió a al secretario de Estado en el aeropuerto internacional de la capital mexicana.

"Damos la más cordial bienvenida al Secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, y a la Secretaria de Comercio de ese país,Gina Raimondo, quienes asisten al Diálogo Económico de Alto Nivel", publicó Ebrard en su cuenta de Twitter,

El jefe de la diplomacia estadounidense participará del Diálogo Económico y luego ofrecerá una conferencia de prensa junto a Ebrard.

Dicho foro viene tratando asuntos como la inversión en la frontera de México con Centroamérica para contener la migración, además de otras "prioridades económicas, comerciales y sociales compartidas", detalló el Departamento de Estado la semana pasada al anunciar el viaje de Blinken a México.

El relanzamiento del mecanismo bilateral fue acordado por Biden y López Obrador en una reunión celebrada en Washington el 9 de septiembre de 2021.

"Tuve una muy cordial conversación con el secretario de Estado sobre la agenda bilateral de cooperación económica, con énfasis en las oportunidades regionales que crearán las leyes de Chips y reducción de la inflación", escribió Ebrard.

La ley de Chips y Ciencia se aplica en EEUU ante la escasez de semiconductores en la industria global, debido a la pandemia y las rupturas en la cadena internacional de suministros, que afecta a la industria de productos tecnológicos. (Télam)