El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, reconoció hoy el genocidio armenio y se convirtió en el primer mandatario estadounidense en calificar así la muerte de un millón de armenios a manos del imperio Otomano a partir de 1915, en un tema que genera fuertes tensiones entre Turquía y la comunidad internacional.

"Recordamos las vidas de todos los que murieron en el genocidio armenio de la era otomana y nos comprometemos nuevamente a evitar que una atrocidad semejante vuelva a ocurrir", dijo Biden en un comunicado difundido por la Casa Blanca. (Télam)