El presidente estadounidense, Joe Biden, reveló hoy que está "considerando" un boicot diplomático de su país a los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing, China, una medida drástica recomendada por su asesores y avalada tanto por demócratas como por republicanos.

Eso es "algo que estamos considerando", expresó Biden a los periodistas mientras se reunía con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

El importante evento deportivo se llevará a cabo en febrero durante el invierno boreal.

Varios halcones republicanos pidieron al mandatario que anuncie un boicot total, tanto de parte de las autoridades y de las competencias deportivas para denunciar la represión de los musulmanes uigures en Xinjiang, China, calificada de "genocidio" por el Gobierno de Estados Unidos.

Muchos funcionarios electos de diversos bandos, incluida la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el senador republicano Mitt Romney, respaldan fuertemente este boicot diplomático.

China protestó enérgicamente cuando Pelosi defendió esta medida en mayo, reseñó la agencia de noticias AFP.

Click to enlarge
A fallback.

El influyente diario The Washington Post informó el martes, citando fuentes cercanas al asunto, que se espera que la Casa Blanca anuncie próximamente que ha adoptado esta decisión.

El periódico precisó que Biden debería "aprobar" a finales de noviembre esta opción que le fue recomendada formalmente por sus asesores.

El mecanismo no es nuevo, durante la Guerra Fría Estados Unidos boicoteó los Juegos Olímpicos de Moscú, en 1980, y la entonces Unión Soviética le devolvió el gesto tomando la misma decisión respecto de los Juegos de Los Ángeles, en 1984.

El lunes de esta semana Biden y su par de China, Xi Jinping, mantuvieron por primera vez un encuentro cara a cara, aunque de manera virtual, en el que buscaron rebajar las tensiones políticas, militares y comerciales entre las dos superpotencias y comenzar el dialogo por la "estabilidad estrategia" en torno al uso de armas. (Télam)