El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, presentó hoy a su equipo económico, con Janet Yellen a la cabeza como secretaria del Tesoro, quien tiene por delante el desafío de una economía bajo los embates del coronavirus.

Biden apostó por un equipo con un fuerte acento femenino, compuesto por personalidades consagradas en su ámbito con el objetivo de revivir la economía del país, que sufre una tasa de desempleo que llega al doble del nivel de antes de la pandemia y con un crecimiento asediado por el avance del virus.

Yellen, que antes fue presidente de la Reserva Federal y se convertirá en la primera secretaria del Tesoro si es confirmada por el Congreso, denunció este martes la "tragedia" que la crisis económica ha provocado en el país e instó a actuar de forma "urgente".

"Hay tanta gente que no logra traer comida a la mesa y pagar sus cuentas. Es una tragedia estadounidense y es esencial que actuemos de forma urgente", afirmó, citada por la agencia de noticias AFP.

En paralelo, las actuales autoridades económicas del Gobierno de Donald Trump, el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, y el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, se presentaron hoy en el Congreso para dejar su informe sobre la situación.

Powell advirtió que se vienen meses "difíciles" por el aumento de los casos de coronavirus en el país y el extranjero y que persisten importantes desafíos e incertidumbres, incluido el momento, la producción y la distribución" de una o más vacunas.

Hasta ahora el Gobierno y el Congreso fracasaron a la hora de lanzar un segundo plan de rescate para la economía, después de un primer programa lanzado al inicio de la pandemia por 2,2 billones de dólares.

Ante la creciente urgencia de dar un alivio a muchos desempleados que agotaron sus prestaciones y sus ahorros, un grupo bipartidista de senadores propuso este martes un proyecto por cerca de 900.000 millones de dólares.

Este plan marca una línea intermedia entre la aspiración de la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, que defiende un plan por 2 billones de dólares y los 500.000 millones que los republicanos -que controlan el Senado- están dispuestos a invertir.

Desde las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, las negociaciones no registran ningún avance y la recuperación comienza a languidecer ante la nueva ola de infecciones, que puede recrudecerse por los desplazamientos del pasado fin de semana largo por el Día de Acción de Gracias.

En Estados Unidos, el país del mundo con más casos y más muertes por la pandemia con 268.103 fallecidos, el avance de diciembre marca también una cuenta regresiva para 12 millones de personas que van a agotar sus prestaciones por desempleo el 26 de diciembre.

También van a expirar las protecciones contra los desalojos para los arrendatarios y un alivio para el pago de la deuda estudiantil. (Télam)