El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, condenó hoy el doble atentado en la capital de Afganistán, en el que murieron 12 militares norteamericanos y otros 13 resultaron heridos -dentro de un saldo aún incierto de decenas de fallecidos- y prometió represalias para los responsables, la milicia Estado Islámico.

"Para los que cometieron este ataque, no perdonaremos, no olvidaremos, los cazaremos y los haremos pagar. Defenderé a mi gente y nuestros intereses con toda la fuerza que tengo", prometió y agregó en un mensaje a la nación difundido por las redes sociales de la Casa Blanca: "Responderemos en nuestro tiempo con la fuerza y en el lugar que decidamos."


(Télam)