El presidente estadounidense, Joe Biden, dará hoy un discurso a un año de la declaración del coronavirus como pandemia, que se centrará en honrar a las víctimas, destacar los progresos en la vacunación en el país y lanzar la "siguiente fase" de la lucha contra la enfermedad, que incluye su gigantesco plan de estímulo económico.

En el día 50 de su mandato, el presidente demócrata usará su primera alocución solemne en el horario central de las 20 (las 22 de Argentina) para recordar "lo que hemos pasado como nación el año pasado, pero lo que es más importante, voy a hablar sobre lo que viene a continuación", adelantó el mandatario.

Las palabras del mandatario, a un año de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara la pandemia de coronavirus, buscarán un equilibrio entre honrar los sacrificios hechos por los estadounidenses hasta ahora y alentarlos a permanecer alerta a pesar de la "fatiga del virus" y la creciente impaciencia por reanudar sus actividades normales.

El discurso, por otra parte, llega en medio de una semana crucial para el presidente, en momentos en que baraja alternativas para enfrentar el desafío definitorio de su mandato: guiar a la nación a través de dos tormentas simultáneas en la salud pública y la economía provocadas por el virus.

"Voy a lanzar la siguiente fase en la respuesta a la Covid y explicar qué haremos como Gobierno y qué le pediremos al pueblo estadounidense", dijo ayer Biden.

"Hay verdaderas razones para tener esperanzas, les prometo", agregó, y subrayó que ya se ve "la luz al final del túnel".

Pese a la oposición en bloque de los republicanos, que denuncian gastos excesivos, el Congreso aprobó ayer un colosal plan de 1,9 billones de dólares, un monto que equivale al PIB de Italia, para aliviar la crisis económica provocada por el coronavirus.

Celebrando "una victoria histórica para los estadounidenses", Biden dio a conocer su intención de defender por todo el país este plan, que firmará mañana, según informó la agencia de noticias AFP.

El virus causó cerca de 530.000 muertes en Estados Unidos, y la primera economía mundial se contrajo un 3,5% el año pasado, su peor comportamiento desde la Segunda Guerra Mundial.

"Hace exactamente un año, dije que íbamos a pasar por un momento muy difícil. Pero nunca podría haber imaginado que este país tendría más de medio millón de muertos" por la pandemia, señaló hoy a la cadena ABC el inmunólogo del Gobierno Anthony Fauci.

Gracias a la ley de estímulo económico sancionada por el Congreso, millones de estadounidenses recibirán cheques de ayuda directa por un monto global de unos 400.000 millones de dólares.

El plan extiende además hasta septiembre ayudas excepcionales por desempleo que expiraban el 14 de marzo y dedica 126.000 millones de dólares a escuelas, desde preescolares a liceos, para apoyar su reapertura pese a la pandemia, así como 350.000 millones para estados y agrupaciones locales.

En medio de una campaña de vacunación a toda máquina, Biden anunció esta semana que quiere comprar 100 millones de dosis adicionales a Johnson & Johnson, lo que duplicaría la cantidad ordenada por Estados Unidos a esta empresa farmacéutica.

El país ya realizó pedidos para recibir hasta fin de mayo las dosis necesarias para vacunar a la totalidad de los adultos estadounidenses, gracias a dos otras vacunas autorizadas -la de Pfizer/BioNTech y la de Moderna-, de las que el Gobierno estadounidense ha ordenado 300 millones de dosis de cada una.

Pero el presidente insiste en la necesidad de prepararse para eventuales contratiempos.

"Necesitamos de una flexibilidad máxima (...) Muchas cosas pueden pasar y debemos estar listos", aseguró. (Télam)