El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, lamentó hoy el fallecimiento de la reina Isabel II, a la que describió como "más que una monarca", destacó que su labor a lo largo de más de siete décadas "definió una era" a nivel mundial y se declaró confiado en mantener una "estrecha amistad" con su sucesor.

"En un mundo de cambios constantes, fue una presencia constante y un motivo de tranquilidad y orgullo para generaciones", expresó el mandatario demócrata en un comunicado firmado junto a su esposa, Jill.

Biden puso en relieve la "conexión personal e inmediata" que sentían muchos británicos con su reina".

Y la recordó como "una mujer de Estado" que contribuyó también a que exista a día de hoy la "relación especial" entre Londres y Washington.

De cara al futuro, dijo que confía mantener la "estrecha amistad" con el nuevo rey británico, Carlos III.

El gobernante y la primera dama contaron que conocieron a la difunta reina en 1987, cuando él era senador.

En junio de 2021, Biden escogió al Reino Unido para su primer viaje al exterior como presidente, reseñó la agencia de noticias Europa Press. (Télam)