La Casa Blanca informó hoy que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, expresó su "fuerte apoyo" al rey Abdullah II de Jordania en una conversación telefónica este miércoles, tras una presunta sedición que involucró al hermanastro del monarca del reino árabe, un aliado clave de Occidente.

El gobierno estadounidense dijo en un comunicado que Biden había usado el llamado "para expresar un fuerte apoyo de Estados Unidos a Jordania y subrayar la importancia del liderazgo del rey Abdulah II para Estados Unidos y la región".

"Juntos discutieron los fuertes lazos bilaterales entre Jordania y Estados Unidos; el importante rol de Jordania en la región, y el fortalecimiento de la cooperación bilateral en múltiples asuntos políticos, económicos y de seguridad", agregó el texto citado por la agencia AFP

Durante la comunicación, Biden reiteró su apoyo a una solución de dos estados, israelí y palestino, para poner fin al conflicto en el Medio Oriente.

Esa opción, favorecida durante décadas por la comunidad internacional, había sido cuestionada por Donald Trump durante su mandato.

Jordania limita con Siria, Irak, Arabia Saudita, Israel y la ocupada Cisjordania, por lo que es para Occidente un aliado clave estable en la volátil región.

El reino árabe se vio sacudido el último fin de semana por una crisis sin precedentes que involucró al medio hermano del monarca, el príncipe Hamza, retenido en su domicilio desde el sábado bajo la acusación de encabezar una trama para desestabilizar al país.

En un mensaje leído en su nombre en la televisión pública este miércoles, Abdullah II señaló: "Les puedo garantizar que la sedición ha sido cortada de raíz. El desafío de estos últimos días no ha sido el más peligroso para la estabilidad del país pero sí el más doloroso para mí, porque las partes involucradas en esta sedición estaban en el país, y fuera".

"Hamza está hoy con su familia en su palacio, bajo mi protección. Él se ha comprometido ante la familia (hachemita) a seguir el camino de sus padres y abuelos, a ser fiel a su mensaje y a poner el interés de Jordania, su constitución y sus leyes por encima de cualquier otra consideración", indicó el rey (Télam)